Nueva Xbox: ¿Cómo será?

Llegó el momento. Ya casi todo está preparado para que Microsoft desvele finalmente los primeros detalles de su nueva y esperada máquina de nueva generación. Una consola que será esta vez la última en anunciarse, al contrario de lo que pasó la generación anterior. Con Wii U intentando estabilizarse en el mercado y PlayStation 4 asomando en el horizonte, ¿hacia dónde apuntará Microsoft? Intentemos descubrirlo.

Una generación complicada

Si lo pensamos bien, parece lógico que el gigante americano haya esperado tanto para dar a conocer su nueva consola. Suponemos que habrá sido por los mismos motivos por los cuales esta generación -la de 360 y PS3– se ha prolongado tanto en el tiempo.

Primero, porque ambos sistemas actuales están muy asentados entre los usuarios (no nos cabe duda de que, para algunos, es como si la consola que tiene al lado de su televisor llevase toda la vida allí junto a él), además de la crítica situación económica por la que pasan muchas familias, por supuesto.

 

Por otro lado, la incertidumbre está encima de la mesa. No son pocos los críticos que auguran un mal porvenir para las consolas, imaginando que el futuro es casi integro para el PC, ya que en los últimos años las propias consolas (antes sinónimo de inmediatez, casi de arcade) se han ido acercando peligrosamente a su terreno poco a poco. A lo que hay que sumar el dubitativo arranque de los últimos estrenos, Wii U y Vita.

En cualquier caso, parece que Microsoft ha reunido finalmente sus fuerzas y ya está casi preparada para hacer frente a este complejo porvenir. ¿Nos sorprenderá realmente la nueva Xbox? ¿Mostrará al mundo más detalles de los que pudimos ver acerca de PlayStation 4?

¿Cómo has dicho que te llamas?

Lo primero que tendrá que mostrar Microsoft será el nombre de su consola. Finalmente Sony tiró por el camino más esperado (y prudente, suponemos, comercialmente hablando) y llamó a su máquina PS4. ¿Pero qué pasa con esta Xbox? Aunque en un principio todos los medios hablaban de una “Xbox 720” parece que este podría ser un nombre con demasiado poco gancho comercial.

No lo sabemos. Pero eso no quita que no se hayan barajado distintas opciones durante los últimos meses. Hemos escuchado Durango o Xbox 8, aunque resulte poco probable que al final vayamos a ver alguno de estos nombres en las carcasas de nuestras máquinas.

En las últimas semanas, sin ir más lejos, saltaba el mayor rumor conocido hasta ahora: Infinity. Muchos son los que afirman en la red de redes que así se llamará definitivamente el último invento de Microsoft. ¿Volveríamos de esta forma a los términos largos y contundentes para llamar a las consolas, como pasaba en la época de MegaDrive o SEGA Saturn? Desde luego Infinity tiene fuerza, eso es indudable.

Al principio fueron los juegos

Pero se llame como se llame esta Xbox, lo cierto es que poco importará a la hora de jugar. Porque finalmente será eso lo principal. ¿De qué serviría una consola si no hubiese títulos con los que disfrutar de ella? En ese sentido, la cosa pinta bien, como era de esperar.

Muchos juegos ya han sido confirmados para la futura máquina, algunos de ellos realmente prometedores y que muchos esperamos con muchísimas ganas. De hecho, hoy en día empiezan a existir ya más lanzamientos que no sabemos si verán la luz en PS3 y 360 que en sus flamantes sucesoras.

Por ejemplo, Activision ya ha adelantado que su nuevo Call of Duty Ghost correrá por los circuitos de la nueva máquina de Microsoft, a la que de momento solo se han referido como “next gen”. Lo mismo que su gran competidor, Battlefield 4, cuyos gráficos nos han dejado con la boca abierta.

También otros viejos rockeros parecen haber estado esperando el cambio generacional para dejarse ver. Hablamos de obras confirmadas como Thief (que tiene una pinta fantástica), The Evil Within o Beyond Good & Evil 2.

Por otro lado, y como suele suceder en casos así, algunos juegos compartirán catálogo; es decir, aparecerán tanto para Xbox 360 como para la nueva. Este será el caso de Assassin’s Creed 4, Watch Dogs, Destiny (lo nuevo de los autores de Halo) o, muy posiblemente, FIFA 14 (en espera de que EA dé el definitivo “sí, quiero”.

Un catálogo de salida de lo más potente, al que parece que no tardarán en sumarse otros títulos de interés, como The Witcher 3 o Cyberpunk 2077. ¿Y qué pasa con los rumores? Pues que tampoco se han hecho esperar, claro. Mucho nos extrañaría que Microsoft no aprovechara el cambio de ciclo para sorprendernos con alguna nueva entrega de Halo, Forza o con el misterioso nuevo juego en el que, a priori, podría estar trabajando Remedy.

Espíritu de consola, corazón de PC

Esto es, en espera del inminente evento que celebrará Microsoft y al que tendremos que permanecer muy atentos, lo que sabemos de la próxima Xbox. Pero aún nos falta un tema por tratar, sus características técnicas. Aunque mucho ha sido lo publicado en Internet al respecto, poco es lo que sabemos con certeza.

Esta misma semana saltaba una noticia polémica. Según un presunto anuncio publicado por Microsoft, esta buscaba a “un profesional con experiencia en la arquitectura moderna de PC”. 

Algo curioso, tratándose de una oferta relacionada con su nueva consola. ¿Tendrá esta las características propias de un ordenador? Parece lógico, vistos los tiempos que corren y las muchas exigencias a las que se ven sometidas las máquinas actuales (más allá del juego puro y duro).

También, como era previsible, se ha jugado a adivinar otros detalles: la consola podría valer, según expertos, alrededor de 400 o 500 dólares durante su lanzamiento. Igualmente se ha rumoreado que podría tener reproductor de blu-ray e incluso requerir conexión permanente a Internet. ¿Y su lanzamiento? Otro misterio, aunque las voces más mayoritarias señalan noviembre como fecha más probable.

Las respuestas, el día 21

En cualquier caso, no será hasta el próximo martes cuando salgamos de dudas (al menos de muchas de ellas). Por eso en AlfaBetaJuega permaneceremos muy atentos al evento que celebrará Microsoft, y del que os informaremos con el interés y las ganas que nos caracterizan. 

Aunque de momento, decidnos, ¿qué esperáis vosotros? ¿Cómo os gustaría que fuese la nueva Xbox?

Cerrar