Numerosos detalles sobre el estado de Dragon Age 4

Bioware sigue trabajando también en nuevo contenido para Anthem.

Dragon Age

La semana pasada Bioware vivió una de las más duras de su carrera, un demoledor artículo destapaba los problemas internos de un estudio que había perdido el rumbo y la organización, y señalaba culpables. Hasta el responsable del equipo tuvo que dar la cara y admitir que «los problemas son reales». En esta ocasión, un nuevo artículo de Kotaku trata de aclarar el actual estado del desarrollo de Dragon Age 4 y las dificultades que ha atravesado en los convulsos momentos que vive Bioware.

El citado artículo de Jason Schreier, comienza haciendo un repaso de la historia de Bioware y la franquicia casi desde los tiempos de Dragon Age 2, pero entre lo que nos interesa, Dragon Age 4, quizá lo más interesante es que Joplin, el primer proyecto del juego, era muy distinto a Dragon Age: Inquisition, pero todavía un RPG tradicional. Joplin fue cancelado en 2017 tras migrar parte del equiopo al desarrollo de Anthem y el proyecto surgió de nuevo con otras ideas muy distintas queencajan mejor en la visión de negocio de EA.

Joplin, ambientado en el Imperio de Tevinter en Thedas, tenía la intención de ser totalmente opuesto a Inquisition, presentando una propuesta basada en decisiones y consecuencias, con una estructura más comedida, pero con escenarios dinámicos que cambian a raíz de las decisiones del jugador y misiones con una narrativa más profunda. Los atracos iban a ser una de las mecánicas más sorprendentes de este proyecto, que iba a incluir también un sistema de conversaciones más trabajado y otras mecánicas narrativas, como extorsiones.

Dragon Age: Inquisition

Joplin era un Dragon Age tradicional y contaba con una de las mejores experiencias de trabajo dentro del estudio antes de que el equipo se dividiera para terminar el desarrollo de Anthem. «Estábamos trabajando en algo muy bueno, un juego enormemente reactivo, más pequeño que Dragon Age: Inquisition, pero mucho más grande en la elección del jugador, los seguidores, la reactividad y la profundidad. Estoy triste de que el juego nunca se haga», asegura uno de los ex-empleados de Bioware.

De Joplin a Morrison, otra visión de Dragon Age 4

Con las bases y las herramientas de Anthem surge un nuevo concepto de Dragon Age, apodado Morrison, con un componente online pensado para alargar la vida útil del juego y conseguir beneficios a largo plazo, el Dragon Age presentado en los pasados Game Awards. Por el momento, la faceta multijugador del nuevo Dragon Age no estaría del todo definida, pudiendo cambiar mucho en los dos próximos años. Uno de los rumores que rodeaba Morrison era que se estaba haciendo un «Anthem con dragones», y no en el buen sentido de la palabra.

«La idea era que Anthem sería el juego en línea y que Dragon Age y Mass Effect, aunque puedan experimentar con porciones en línea, no es lo que los definiera como franquicias. No creo que nos veas cambiar por completo esa idea», comenta uno de los trabajadores de Bioware.

Actualmente, parece que el rumbo de Dragon Age pasa por ofrecer una faceta principal enfocada al juego en solitario, con una historia tradicional de decisiones y consecuencias, y contaría con un sistema online que atrape a los jugadores a largo plazo. Una de las ideas más interesantes al respecto, es un sistema multijugador cooperativo en el que tomar el control de los diferentes compañeros del grupo y disfrutar de la aventura en compañía.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar