Ocho grandes juegos con portadas bastante horribles

Ocho grandes juegos con portadas bastante horribles

Pues sí, allá por los años ochenta uno se la tenía que jugar con la portada a la hora de comprar un juego. En aquel entonces, las carátulas eran casi la única información que teníamos sobre el juego, y dadas las limitaciones técnicas, lo habitual es que no fuera muy fiel. Si acaso, el reverso del envase tenía algún pantallazo, pero no siempre estaban los juegos a mano para poder verlos, o había capturas de la versión de nuestro sistema en concreto. Y sin Internet, y sin que la prensa de videojuegos estuviese tan en voga, pues imagínate, un drama. Batallitas aparte, suerte que las portadas de estos juegos no son necesariamente representativas de su calidad, porque las hay tan horribles que son todo un delito contra la retina.

Deseamos una pronta recuperación a los chicos de The Escapist que han tenido que bucear en esta galería de horrores para traer ocho horribles portadas de videojuegos que, por otro lado, no están nada mal. Más bien al contrario, son verdaderas joyas. Para ser honestos, nosotros salvaríamos alguna de la quema por su arte, pero por otro lado, fechorías como la edición para la línea Konami’s Best de Castlevania: Dawn of Sorrow en la que se ha pegado la carátula dentro de otra carátula no tienen nombre. De todas formas, suerte que no han echado mano del catálogo de Master System, porque eso sí es una verdadera mina. ¿Podría Leonardo DiCaprio meter una carátula dentro de una carátula y a su vez dentro de una tercera carátula? Hay cosas que el hombre no debe conocer. 

 

 

 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar