Ocho videojuegos que podrían haber sido más cortos

Ocho videojuegos que podrían haber sido más cortos

Que un juego sea largo siempre es de agradecer. Hace sentir que se ha amortizado mejor la compra. Y si es bueno y resulta que te termina gustando mucho, es el negocio redondo. Sin embargo, a veces la duración juega en contra, y el mismo título se llevaría mejores críticas si le hubiesen recortado unas horas.

Esto ocurre a veces cuando la historia es más corta de lo que se había planeado para las secuencias jugables, pero también cuando ocurre lo contrario: hay historia para un juego más largo, pero las fases se quedan cortas y los desarrolladores lo solucionan con una sucesión de misiones genéricas.

Repasa con nosotros la siguiente recopilación que recoge CinemaBlend en su web y que recoge algunos ejemplos de los últimos tiempos, con sagas tan conocidas como Resident Evil, Assassin's Creed o Dead Island.

Spec Ops: The Line

Este es un ejemplo de juego en el que una buena historia lastra a la campaña. Esto ocurre porque la acción más o menos estándar de las fases contrasta con la buena narración que hay entre ellas. Al final, la misma historia se tiene que alargar para dar una duración también estándar, cuando podría haberse resuelto mucho antes.

Darksiders 2

La entrega de la saga protagonizada por Muerte es buena en casi todos sus aspectos. Tiene una historia interesante y su jugabilidad se centra en una combinación de géneros que casan bien. Sin embargo, la larga sucesión de puzles terminan por estirar demasiado la narración.

Resident Evil 4

Aunque es difícil ponerle pegas a este juego, adolece de lo mismo que todos los de esta recopilación en algunos momentos. Quizás habría sido una mejor opción apartar ciertas partes, como las de Ramón Salazar, para convertirlas en fases opcionales y así concluir antes la historia.

Trilogía Batman: Arkham

Son tres grandes juegos de acción que van acompañados por una ingente cantidad de misiones secundarias, desafíos, retos y arenas que alargan el juego hasta puntos que hacen plantearse sin son realmente necesarios o no.

Saints Row: The Third

La mejora que supuso en jugabilidad con respecto a la segunda entrega se vio lastrada por unas misiones que se vuelven absurdamente simples al convertirse en mini juegos tras la muerte de cierto personaje de la historia, que es quien marca las partes del título.

Assassin's Creed

La primera entrega de la saga es la menos inconsistente de cuantas han llegado después, y la culpa la tiene una jugabilidad basada en solo tres o cuatro tipos de misiones que se repiten con los mismos patrones y los mismos objetivos durante unas seis horas ininterrumpidamente.

Dead Island

La historia no acompañó a este juego tanto como el tráiler de salida que lo puso en el mapa. Si la hubieran alargado un poco y hubieran pulido más las mecánicas, sería mucho menos repetitivo, ya que al final se acaba con todos los zombies de la misma manera.

Mass Effect

A pesar de que sentó las bases para una de las historias más complejas y cautivadoras de los últimos tiempos, la primera entrega tenía un desarrollo jugable bastante engorroso. Las horas que requerían la exploración con el Mako supusieron tantas quejas que BioWare no dudó en eliminarlo para Mass Effect 2.

Publicaciones relacionadas

Cerrar