Oculus Rift: Descúbrelo todo sobre el futuro de la realidad virtual

Repasamos lo último en realidad virtual, que tanto interés ha despertado entre desarrolladores y usuarios. 

Desde que el mundo de los videojuegos existe, los jugadores hemos soñado con disfrutar de la realidad virtual de la manera más realista posible. Ejemplos ha habido a montones, desde el fallido Virtual Boy de Nintendo hasta la Realidad Aumentada que tan de moda están entre las máquinas portátiles.
 
Pero no ha sido hasta ahora cuando la auténtica realidad virtual parece empezar a asomar en nuestra rutina. Y si no, solo echad un ojo a la gran cantidad de noticias que en esta misma web hemos ido publicando sobre el tema de n tiempo a esta parte. ¿El gran protagonista? Oculus Rift, unas sorprendentes gafas que ya han mostrado lo que pueden dar de sí con juegos como el fantástico Mirror’r Edge de DICE o el propio Half Life.
 
8359
 
La primera gran cita del invento fue el pasado E3. Fue entonces cuando sus desarrolladores mostraron al mundo las lindezas de este innovador aparato. ¿El resultado? No pudo ser mejor. Grandes de la industria se interesaron en sus posibilidades, empezando por el visionario John Carmack, el autor de juegos como Doom y Quake. Este, por ejemplo, no tuvo inconveniente en asegurar que estaba ante “la realidad virtual más increíble que hubiese visto jamás”.
 
Pero no ha sido el único. Por ejemplo, el padre de Gears of War, Cliff Bleszinski, resaltó las “muchísimas posibilidades que esta tecnología puede ofrecer, creando sensaciones alucinantes”.
 
Por eso mismo resulta curioso el origen del proyecto que, recordemos, se gestó hace poco más de un año. En 2012 la desarrolladora hizo un llamamiento para solicitar ayuda y así poder llevar a cabo el periférico. Al menos algún tipo de prototipo que demostrar a los profesionales por dónde iban los tiros y lo que se podía llegar a hacer.
 
 
Como os informábamos en su día en AlfaBetaJuega, la cifra inicial para ponerse manos a la obra era de 250.000 dólares. Sí, puede parecer mucho, pero no tanto si tenemos en cuenta que en poco menos de una semana, se había superado el millón de dólares contante y sonante. 
 
Una demostración evidente del interés que despiertan las gafas entre la gente. No es el único. Sin ir más lejos, en esta web hemos visto la gran cantidad de visitas que tiene cada noticia relacionada con Oculus Rift. Incluso hace no mucho podíamos ver en el siguiente vídeo cómo desmontaban el invento para que todo el mundo pudiese ver sus intestinos tecnológicos.
 
 
 
Pero a la hora de la verdad, ¿qué son las gafas Oculus Rift y por qué hacen soñar tanto a profesionales del sector y usuarios? Básicamente se trata de un periférico cuya principal virtud es permitirnos disfrutar de los juegos como si realmente estuviéramos en la vida real. ¿Cómo? Pues aumentando el radio de nuestra visión e introduciéndonos más en el título en cuestión. Por supuesto, los shooters y los títulos de velocidad podrían ser los más claros ejemplos de ello.
 
Para que os hagáis una idea, el campo de visión de las gafas (compuestas por dos pantallas con una resolución de 640 x 800 cada una) es de 110º en diagonal y 90º en horizontal. 
 
Dicho así, puede que no parezca gran cosa, pero la verdad es que con esto podríamos ver a nuestros enemigos moverse a ambos lados de nosotros, o a un coche que intenta adelantarnos, por poner solo dos ejemplos. Como hemos visto en el prematuro vídeo de Mirror’s Edge, las posibilidades son enormes.
 
 
En cualquier caso, seguimos hablando de un prototipo (conviene insistir en eso), puesto que parece que sus responsables ya piensan en aumentar la resolución de la gafas, posiblemente con las nuevas máquinas y su poderío gráfico en mente.
 
O quizás no, sobre todo si tenemos en cuenta las palabras del genio tras Oculus Rift, Palmer Luckey. Este desarrollador, que lleva años obsesionado con la realidad virtual y sus posibilidades, no ha tenido reparos en dar su visión del mundo de los videojuegos… y no es lo que se dice convencional.
 
Según él, las consolas como PlayStation 4 o la nueva Xbox no tienen nada que hacer. Palmer piensa que la gente quiere un cambio, y que dichas máquinas solo van a ser capaces de ofrecer lo que ya todo el mundo conoce. En lugar de eso, está convencido de que la realidad virtual permitirá crear nuevas experiencias, experiencias que la gente lleva demandando desde, según él, el nacimiento de los primeros videojuegos en tres dimensiones.
 
 

<

div>

 
Al final, eso está claro, la última palabra la tendrá, como siempre, el usuario. Será él quien decida qué rumbo tomará finalmente el mundo de los videojuegos y a qué y cómo quiere jugar en el futuro. Pero una cosa está clara, parece que en ese rompecabezas que cada día es más el sector, Oculus Rift y la siempre deseada realidad virtual tendrán bastante que decir.

Publicaciones relacionadas

Cerrar