¿Ola de calor? Nosotros te buscamos destinos fresquitos

Está claro que somos unos inconformistas. Cuando llega el invierno nos quejamos del frío que hace, del rollo que es estar tirando de abrigo cada dos por tres, que si esto y lo otro… Y ahora que llega el verano, más quejas. Que sí, que hay una ola de calor en algunas regiones que ríase usted del Infierno, pero, ¿qué hay más típico de estos meses que estas temperaturas sofocantes capaz de derretir el asfalto? ¡Ni la horchata de chufa ni los posados de la Obregón, socios!

Aun así, en AlfaBetaJuega somos muy majetes y hemos decidido que no merecéis esta tortura china, ni vuestro vecino con aire acondicionado correr el riesgo de “caerse” por las escaleras. Por este motivo, hemos cogido el primer avión para dar una vuelta al mundo jugón y traeros unas postales de los destinos más fresquitos del planeta. ¡Que no se diga que no os cuidamos! Ya podéis ir dejando el abanico de lado, ¡comenzamos!

Montaña Helada (Super Mario 64)

No os dejéis engañar por las apariencias, porque este pequeño y pixelado paraje sacado de las profundidades de uno de los mejores títulos de Nintendo 64 esconde muchos secretos por descubrir. Por ejemplo, ¿cómo se quedarían las caras de vuestros amigos si les contarais que habéis participado en una carrera contra un pingüino sirviéndoos únicamente de vuestra tripa? Pues eso, ya podéis ir cerrando la boca.

Skyrim (The Elder Scrolls V: Skyrim)

La zona más septentrional de Tamriel se compone de una basta extensión de regiones, reinos, ciudades fantasmas, páramos salvajes y cavernas que sacarán vuestro lado más aventurero. Ni Dinamarca, ni Suecia, ni Noruega, ni Invernalia. Los verdaderos hombres del norte os esperan, hacha en mano, para realizar actividades tan variopintas como cazar un mamut, tiro al dragón o practicar hechicería, entre otras cosas.

Tau Volantis (Dead Space 3)

¡Atención! ¡Todo un planeta virgen por descubrir! ¿Cómo? ¿Que ya ha habido presencia humana en la superficie? Bueno, sí, pero teniendo en cuenta que todos están muertos y se han convertido en unos terribles seres amorfos sedientos de sangre y vísceras… ¿quién se va a chivar? Aunque pensándolo mejor, ¿realmente queremos dar un paseo por Tau Volantis? ¡Ni Jesús Calleja!

Freezeezy Peak (Banjo-Kazooie)

No se nos ocurre mejor forma de dar uso a la nieve que hacer muñecos de nieve. Por suerte para vosotros (o por desgracia, según se mire), en este frío escenario partimos con la ventaja de que ya hay muchos repartidos y, dicho sea de paso, vivos y con ganas de hacer mucho daño lanzándonos bolas del tamaño de balones de baloncesto. Ey, que no se puede tener todo en esta vida…

El Tíbet (Uncharted 2)

Sin duda alguna, uno de los destinos más exóticos del momento. No en vano, además de poder visitar sus típicos pueblos, llenos de lugareños amables, podréis intentar poner final a los malvados planes de un mercenario de Europa del Este que intenta controlar el mundo. Vamos, lo que algunos llamarían “turismo de riesgo”.

Eso sí, si tenéis frío, tranquilos. Unos cuantos tiros y tendréis a vuestro alrededor más de una explosión con la que calentaros un poco.

Caverna de Hielo (Final Fantasy IX)

Puede que con distintos nombres y distribución geográfica, pero no son pocos los Final Fantasy que cuentan con algún nivel similar. En estas cuevas volveremos a nuestras raíces más ancestrales: la piedra pura como mejor cobijo, el riesgo de poder encontrarnos con algún animal salvaje y los combates por turnos. Esto último estuvo muy presente en Atapuerca, os lo aseguramos.

Palacio de Hielo (Tomb Raider 2)

Con este nombre, más que un palacio, parece que vamos a una discoteca cutre. Sin embargo, pocos lugares mejores encontraremos para nuestras prácticas de tiro, saltos imposibles y contacto físico (a base de guantazos, básicamente) con criaturas sobrenaturales. Vamos, lo normal en todo palacio que se precie. Sobre todo lo de las prácticas de tiro. Ejem.

Pico Nevado (The Legend of Zelda: Twilight Princess)

¿Acaso no tenía el abuelo de Heidi una bonita casa en las montañas donde acabar sus días en paz y tranquilidad rodeado de la naturaleza más pura? Pues el Pico Nevado os ofrece eso y mucho más. Puede que esta mansión esté un poco ruinosa y tenga bastantes agujeros, grietas y brechas por las que se cuela el frío y la nieve, pero la hospitalidad Yeti no tiene precio, socios. Además, son tan blanquitos, peludotes y achuchables… Unas monadas del tamaño de armario.

Alaska (Metal Gear Solid)

¿Recordáis la serie de televisión “Doctor en Alaska”? Pues que alguien le vaya llamando porque va a tener que llevar muchas tiritas y analgésicos a la isla de Shadow Moses, donde ejerceremos de agente secreto bandana en mano (o en frente, mejor dicho).

Y por si os estáis preguntando si ahí hace frío realmente, será mejor que le preguntéis a los soldados que tienen que hacer guardia durante horas. ¿O creíais que esos trajes blancos a cuerpo completo eran la moda en la fría Alaska?

E.D.N. 3 (Lost Planet)

¿Algún aficionado a la caza en la sala? Pues ya puede ir guardando un buen trozo de pared en su salón, porque no tenemos ni idea de cómo será capaz de meter en él la cabeza de algún Akrid. Ah, y eso sin olvidar que puede utilizar su energía térmica que albergan estos bichos en su interior para calentar la casa. Vamos, un 2×1 de los de toda la vida.

La Frontera (Assassin's Creed III)

Aunque si lo vuestro es la cacería más tradicional, bien podéis daros una vuelta por los bosques del Nuevo Mundo en su periodo más invernal. Allí podréis encontrar desde lobos y osos, hasta Casacas Rojas inglesas. Aunque estos últimos ya tienen cazador asignado: un morenete encapuchado de pocas palabras. ¿Alguna idea de quién puede ser?

¡Buf! ¡Nosotros hemos acabado destrozados después de tanto viaje! Ahora os toca a vosotros seleccionar vuestro destino favorito y comentarnos qué tal os fue por allí. ¡A la aventura, socio!

Álvaro Barbado, colaborador de AlfaBetaJuega.

Publicaciones relacionadas

Cerrar