OPINIÓN: Competir o cooperar

A medida que avanza la tecnología también lo hacen las distintas formas que tienen los jugadores de disfrutar de todo tipo de productos. Algo que puede verse perfectamente en la evolución y los nuevos caminos que van abriéndose en la industria del videojuego. Unos senderos que actualmente parecen dictar que lo online es lo que manda y que, por tanto, muchas otras opciones acabarían quedándose en el camino.

Por una parte esto ha supuesto que las distintas compañías, en su intención por mantenerse siempre a la vanguardia de la industria, busquen ofrecer juegos con unas características que acaban ciñéndose casi en exclusiva al juego online y, por ende, al multijugador. Y esto es algo que ha acabado llevando a que, en muchos casos, el modo historia individual acabe dejándose bastante de lado, o al menos no tratándose con el respeto que tenía hace algunos años. No obstante, esto no es lo único que ha cambiado con el alzamiento del multijugador online, porque esta nueva forma de juego también ha supuesto que en muchos casos se abandonen mecánicas como la pantalla dividida.

Porque cada vez son más los juegos que deciden optar por prescindir de este modo de juego local, apostando por un multijugador con muchas más opciones online. Un modo que permite a todo el mundo conectar con muchos más jugadores de todo el mundo, pero que, al mismo tiempo, termina eliminando un tipo de juego mucho más cercano y que daba la oportunidad de disfrutar de un título en la misma plataforma. Un tipo de juego que destacaba más por la cooperación que por la competición, y que a día de hoy se mantiene casi en exclusiva gracias a Nintendo o a títulos como el próximo lanzamiento de Hazelight Studios, A Way Out.

Estos son algunos de los puntos que destacaremos más profundamente mañana, en nuestro artículo de opinión.

Cerrar