¿Os gustaría ir en el coche y conocer la situación desde una vista de águila?

Los atascos son la pesadilla de todo conductor, pero siempre es peor cuando no puedes ver hasta donde llega esa interminable fila de coches, y no tienes ni la más remota idea de si vas a estar ahí parado durante diez minutos o durante tres horas…

Pero tranquilos, Renault tiene la solución. La empresa francesa acaba de presentar el Kwid, un concepto de automóvil que puede solucionar dudas como esa gracias a un curioso añadido: un dron autónomo para tareas de exploración. Este dron, el cual ha sido bautizado como Flying Companion posee dos modos de vuelo: automático y manual.

En este último, podremos contralar dicho dron mediante un tablet integrado en el salpicadero. Y si la energía de nuestro Flying Companion empieza a disminuir, un conector eléctrico en el propio habitáculo de aterrizaje se encarga de recargar las baterías de este compañero de viajes. Gracias Gizmodo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar