Ouya. ¡Desvelamos todas las claves de la consola!

La historia de los videojuegos es la historia de vencedores y vencidos. Compañías que han logrado triunfar en la industria y otras que han corrido peor suerte. Y generalmente han sido los peces más gordos los que se han adueñado del estanque. O si no que se lo digan a Sony y Microsoft. Pero la industria también está llena de proyectos fallidos, como N-Gage, GP32, Jaguar o Dreamcast. Cada generación tiene su aquel.

Por supuesto, la nueva generación no será nada excepcional en este sentido. El de los videojuegos es un sector muy jugoso y en constante crecimiento, y muchos son los que han puesto sus ojos en él. Es el caso de Ouya, una nueva máquina abalada por el diseñador Yves Béhar y el antiguo miembro de Microsoft Ed Fries.

Un invento que tiene un objetivo enorme por delante: hacerse un hueco en el mercado y, además, romper con la tradición de que consolas menores nacidas con grandes ideas no suelen ser bien recibidas por el público, que suele apostar por lo seguro.

Pero Ouya tiene ciertas ventajas. Por ejemplo, la de llegar en un momento complicado. La crisis económica mundial (sí, mundial) está haciendo que la gente se quite de muchas cosas, videojuegos incluidos. Por eso Sony o Microsoft están tardado tanto en presentar nuevas máquinas, pese a la insistencia de algunas desarrolladoras. En este clima de incertidumbre, y por paradójico que resulte, las oportunidades florecen.

Sobre todo si tenemos en cuenta el precio que tendrá Ouya: 99 dólares. Algo ya de por sí interesante, y que parece desmarcarse por completo de las políticas de Sony, Microsoft o Nintendo. Pero las características de la máquina no terminan ahí. Sus creadores también han asegurado que se tratará de un sistema completamente modificable, con procesador Tegra 3 y que correrá bajo sistema operativo Android. Esto último una gran noticia para algunos, una mala noticia para otros. Por un lado, permitirá una gran libertad de desarrollo y es muy probable que muchos grandes juegos que salen en Google Play, lo hagan también en Ouya. Aunque claro, dadas sus dimensiones y su precio, su potencia será limitada, mucho más cerca de un smartphone de última generación que a una consola de sobremesa.

El interés de la gente, por su parte, resulta evidente. Cuando se presentó el proyecto, se pidió una “ayuda” financiera a la gente de 950 mil dólares. Con esa cifra se podría hacer el sueño realidad. Bien, pues en menos de un día, se consiguió recolectar más de dos millones. Ahí es nada.

¿Qué más se sabe de Ouya hasta el momento? Pues su tamaño. Por los diseños que hemos visto, se da por hecho que la máquina ocupará más o menos como un cubo de Rubik. ¿Una consola de sobremesa del tamaño de PS Vita o Nintendo 3DS? Sus responsables lo tienen claro: va a ser un aparato pequeño, cómodo y fácil de transportar. Se podrá mover sin ningún problema.

Además, parece que Ouya tiene un público muy evidente: aquellos amantes de los “gadgets” aficionados a trastear con cada nuevo aparato tecnológico que se pone a la venta. No solo será una máquina abierta, sino que traerá de serie su propio kit de herramientas, con el cual podremos modificarla a nuestro antojo.

 

 

Pero claro, la tecnología no lo es todo. Grandes inventos han quedado en nada por culpa de un catálogo deficiente, como ocurrió en el caso de Gizmondo (una portátil adelantada a su época) o la elegante Zodiac. ¿Qué pasará con los juegos para Ouya?

De momento es un misterio, pero hay cosas confirmadas. Por ejemplo, se ha asegurado que el juego español Sexo, Mentiras y Trabajos de  Clase estará disponible para ella, igual que el clásico Final Fantasy III, que podría ser un acercamiento de Square-Enix a la máquina. También se ha confirmado una precuela de Human Element y, lo que es más interesante, que Ouya se ha asociado con el servicio musical VEVO y utilizará OnLive. O lo que es lo mismo, que pasará olímpicamente del formato físico y de los discos.

Esto, incluir únicamente títulos descargables, parece el futuro. Pero la pregunta que seguramente mucho se hacen es… ¿ya? ¿Están los jugadores preparados para aceptar que ya nunca más verán sus juegos preferidos en sus estanterías? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que todo lo que descarguemos tendrá que permanecer en la memoria de 8 GB (ampliable, al parecer) del aparato.

Por último, también se sabe que el mando que acompañará la consola tendrá un diseño muy similar a los de PlayStation y Xbox. Es decir, será de corte tradicional, con dos sticks, cuatro botones, gatillos, etc. Aunque también contará con una pantallita táctil para según qué juegos. Eso sí, hay que reconocer que parece más pequeño. Como sus competidoras "grandes", la consola soportará hasta cuatro mandos a la vez.

Se supone que Ouya se pondrá a la venta a principios del año que viene.

Esto es, hasta ahora, lo que se sabe de esta nueva máquina. Una alternativa interesante, que intentará adaptarse mejor a los tiempos frenéticos y poco abundantes que corren y hacerse un hueco entre los grandes gigantes de Microsoft y Sony, y sin olvidar a Nintendo. Aunque quizás no sea competencia directa de estas, dado su funcionamiento con Android, un sistema operativo que funciona en móviles. ¿Lo conseguirá? Tendremos que permanecer muy atentos.

¿Y vosotros, qué opináis sobre la nueva Ouya?

Enrique Luque, redactor de AlfaBetaJuega

Publicaciones relacionadas

Cerrar