Overwatch: La increíble historia de un jugador al que sus padres le quitaron Internet

Overwatch: La increíble historia de un profesional al que sus padres le quitaron Internet

Los deportistas de élite siempre han contado sus historias de superación, su esfuerzo constante y dedicación día tras día para llegar a lo más alto. Aunque muchos se empeñan en no reconocerlo, los eSports ya deben formar parte de ese grupo de deportes selectos para los que hace falta muchas horas de entrenamiento y constancia. Y aquí es precisamente donde comienza la increíble historia de Stefano “Verbo” Disalvo.

Al contrario que muchos de sus compañeros de clase, Disalvo no tenía claro qué hace cuando terminara la educación secundaria, pero sabía que no quería tener un aburrido trabajo de muchas horas seguidas en el que te acabas consumiendo. Tras haber probado suerte con League of Legends, el joven de 17 años decidió que quería dedicarse profesionalmente a Overwatch. Sus padres, razonablemente, no lo vieron bien.

El empeño de Disalvo era implacable, de modo que sus padres decidieron cortarle la conexión a Internet para que se centrara en los estudios. El futuro que deseaba el joven se complicaba, pero él no desistió. Al salir de clase acudía a locales con wifi para poder ver vídeos de Overwatch y analizar las distintas tácticas que se podían seguir en cada mapa, lo que le convirtió en un jugador teórico, pero sumamente estratégico y metódico. Seguimos en la próxima página.

A dos semanas de decidir si ir o no a la universidad, Disalvo seguía en sus trece y comunicó a sus padres que no tenía ninguna intención de hacerlo. Fue precisamente entonces cuando le llegó la oportunidad de su vida. Immortals, uno de los grandes equipos de Overwatch, contactó con él para someterlo a una prueba de acceso. El resto ya es historia, pues Disalvo es uno de los jugadores más importantes del colectivo.

Aunque ahora el profesional de Overwatch admite en Kotaku que comprende la preocupación por la que pasaron sus padres durante tantos meses, también está feliz de haber demostrado que todos se equivocaban sobre su capacidad para triunfar. Además, a sus 17 años, Disalvo está estudiando a distancia para sacarse la secundaria. No es un jugador de grandes jugadas, pero su metodismo le ha llevado a la cima de los eSports.

Cerrar