Overwatch: Qué hacer y qué no hacer con Doomfist

Lo que durante meses fue especulación se acabó confirmando hace unas semanas. Nos referimos a la llegada de Doomfist a Overwatch (el cuarto héroe añadido postlanzamiento tras el desembarco de Ana, Sombra y Orisa), que lleva unos días en el servidor de pruebas de PC y que a finales de la semana que viene se incorporará el elenco de forma oficial en todas las plataformas en las que está disponible el juego.

Muchos usuarios del título de Blizzard en PC ya han estado experimentando con Doomfist en este servidor y, por lo tanto, ya están dispuestos para dar consejos a aquellos que se mueren de ganas por ponerse en su piel y comenzar a repartir puñetazos a diestro y siniestro. Hoy, en ese sentido, te acercamos una serie de consejos sobre qué hacer y qué no hacer cuando empieces a jugar tus primeras partidas con Doomfist.

Qué hacer

Meterse en medio del follón

Doomfist tiene tres interesantes habilidades ofensivas consistentes en desplazarse rápidamente con el puño extendido para golpear a enemigos contra paredes, un golpe contra el suelo para atraer a los rivales y un último ataque que deja en el aire expuesto a un contrincante. Hacer combos con ellos es ideal, pues cuando haces daño con habilidades Doomfist gana un escudo de 150 puntos de forma temporal.

Golpear escudos

Pocas cosas más molestas hay en Overwatch que los escudos de Reinhardt u Orisa, pero Doomfist tiene la solución. Con la habilidad Puño cohete puede lanzarse a toda prisa contra uno de esos escudos y destrozarlo al instante, también pudiendo sacar a los enemigos que haya tras ellos lejos del lugar. Se trata de una estrategia capaz de dar la vuelta a una partida que parecía perdida, por lo que Doomfist tiene mucho que decir.

Ejecutar el Ultimate con rapidez

La habilidad definitiva de Doomfist (o Ultimate) se llama Meteoro y le permite saltar muy alto y caer con fuerza al suelo, dañando a todos los que estén en la zona. Es muy divertido, pero tiene un inconveniente: los enemigos pueden ver la zona en la que caerás y huir de ella. Es precisamente por ello que ejecutar rápidamente el Ultimate te dará un factor sorpresa y hará que los rivales no puedan prever tan fácilmente dónde caerás.

Qué no hacer

Quedarse en un mismo sitio

Aunque lo ideal para Doomfist es meterse en medio de la acción lo cierto es que no puede hacerlo durante mucho tiempo. Tiene una vitalidad de 250, por lo que otros héroes ofensivos podrían acabar rápidamente con él. Lo mejor que puedes hacer es llegar a la acción, soltar todas tus habilidades y marcharte mientras te dure el escudo temporal para salvar la vida y permitir que se recarguen tus otras habilidades.

Dejar que Sombra se te acerque

Doomfist se convertirá cuando llegue a Overwatch en uno de los héroes que más dependen de sus habilidades junto a Tracer. Aunque su cañón de maño inflige un buen daño a corta distancia, quedar hackeado y sin habilidades será la perdición para el nuevo héroe de ataque del juego. Es por ello que controlar a la Sombra enemiga y mantenerla a raya es fundamental para poder ser útiles para el equipo y cuajar una buena partida.

Centrarse en héroes rápidos

La capacidad destructiva de Doomfist ha quedado más que demostrada, pero lo cierto es que su mayor fortaleza es atacar a los personajes de apoyo o incluso a los héroes defensivos y tanques. ¿Su debilidad? El resto de ofensivos. Los personajes rápidos difícilmente caerán ante Doomfist, así que no te centres en ellos. Pharah también será muy inaccesible normalmente para el nuevo héroe de ataque de Overwatch.

Cerrar