Overwatch: Un jugador detiene una batalla de manera insólita

Overwatch: Un jugador llama a la cordura provocando un alto el fuego

Generalmente, cuando uno entra en una partida competitiva de un juego como Overwatch es porque necesita un desahogo o porque simplemente le apetece algo de competición sazonada con violencia. En Estados Unidos, parece que últimamente la opción que prima es más bien la primera. El país norteamericano está viviendo una oleada de pesimismo y de decaimiento, lo que en términos coloquiales viene siendo una bajona de tomo y lomo, y hay momentos en los que parece que una buena escaramuza es lo único que puede proporcionar algo de alivio. ¿Pero lo es? ¿Lo es de verdad?

Nathan Grayson, redactor de Kotaku, ha recobrado la fe en la humanidad después de vivir un episodio que no ha sido aislado. En foros como Reddit empiezan a darse casos de insólitos armisticios que tienen lugar en medio de partidas de Overwatch, como en este caso. Un enfrentamiento en el modo “Sin Límites” donde cada cual puede escoger el héroe que quiera sin restricciones y en el que Nathan, a través de los ojos de Sombra, vio cómo uno de los miembros de su equipo llamaba a la cordura a través de la resistencia pasiva. Frente a ellos, un equipo enteramente compuesto por Genjis.

Genjis que agredían, que eran agredidos, que caían, que corrían, que sufrían. Todos esos Genjis, toda esa locura. Nuestro pacifista héroe empezó, según el relato de Grayson a correr por el escenario entre gritos de “¡NOOOOOO!” y “¡¿POR QUEEEEEEÉ?!” cada vez que el sinsentido de la guerra se cobraba la sangre de un Genji. Pronto, tras el estupor inicial y algunas protestas, el equipo Genji comprendió… y simplemente se detuvo. Así lo hicieron también sus adversarios, en unos segundos de duda y recapacitación, justo lo que siempre viene bien. Y por fin, la paz. Continuamos en la siguiente página.



Un saludo, un gesto, nada de violencia. Solo un puñado de Genjis llevándose bien con otros héroes de Overwatch, dejando que hablen no las armas, sino el corazón. “Todos colaboramos para romper las reglas del juego y… no luchar. Nos dimos un respiro. En estos días, creo que a todos nos vendría bien”, reflexiona Grayson, que aclara que decidió no seguir jugando más durante la jornada. Ya no iba a tener sentido. Mañana habrá más discusiones, más niños rata, más tramposos, pero Grayson, sus compañeros de equipo y varios clones de Genji han aprendido que a veces hay que pararse, respirar hondo, y simplemente, poner una pausa. ¿Te has topado con alguien así durante una partida?

Publicaciones relacionadas

Cerrar