Overwatch: Una partida se resuelve con dos Torbjorns batiéndose en un duelo de martillos

Hay quien cree que para ganar partidas en Overwatch hace falta habilidad, coordinación con el resto de miembros del equipo y disciplina. Es posible que quienes lo piensan tengan toda la razón, pero recientemente se ha demostrado que no siempre es así. Y es que hoy Kotaku cuenta una historia de lo más divertida que tuvo lugar hace poco en una partida rápida en la que todos parecieron ponerse de acuerdo para vivir un momento histórico.

Cuando quedaban tres minutos para que el tiempo terminara un Roadhog atacante decidió sentarse cerca de la zona y dejar de combatir. Llegó entonces un Hanzo defensor y siguió sus pasos. Los jugadores de la partida comenzaron a hablar por chat y viendo que cada equipo tenía un Torbjorn decidieron que la partida cayera de uno u otro lado dependiendo de cuál de los dos personajes venciera en un duelo a martillo.

Eso es precisamente lo que verás en el vídeo que te dejamos a continuación, en el que dos Torbjorns sacan su martillo a pasear dentro de la zona a capturar y se juegan toda la partida en un increíble e inolvidable cara a cara con el tiempo extra de la partida ya activado. Sin más dilación te dejamos con este clip de vídeo de Overwatch que es de lo más divertido que hemos visto nunca. Está disponible en la fuente original.

Publicaciones relacionadas

Cerrar