Painkiller Hell & Damnation se prohíbe en Alemania por ser demasiado “maligno”

 

Y luego dirán que Alemania es un país avanzado. Los organismos de calificiación por edades en el país han censurado Painkiller Hell & Damnation negándose a calificarlo y por tanto, quedando prohibida su venta. ¿Es porque a Angela Merkel no le gusta el juego, socios? No, más surrealista aún. Las autoridades competentes han calificado al juego de ser demasiado “maligno” para el pueblo alemán.

Por supuesto, la hilarante respuesta de Nordic Games, creadores del juego, no se ha hecho esperar: “queremos recordar a todo el mundo que realmente esto solo es un juego y no un monstruo del averno que arruinará la mente de las masas”.

Cerrar