¿Cuáles han sido los juegos más decepcionantes de 2018?

Estos son algunos de los juegos que peor sabor de boca nos han dejado este año.

Fallout 76 es uno de los juegos más decepcionantes de 2018

No son pocas las veces que esperamos un juego con demasiadas ansias para luego descubrir que no era tan bueno como habíamos creído o nos habían prometido, llevándonos a estar profundamente decepcionados con nuestra compra, con la compañía desarrolladora e incluso con nosotros mismos. Y es que gastarse 60 euros o más en un juego que no ofrece todo el potencial que esperábamos es un varapalo bastante grande, no sólo para nuestro bolsillo, sino también para nuestra confianza en la industria de los videojuegos, sobre todo cuando gran parte de las decepciones se debes a errores de programación por falta de tiempo.

¿No sería mejor tardar más y ofrecer un juego mejor y sin fallos? A priori, parece que la respuesta habría de ser un sí rotundo, pero el hype que crea el anuncio de un juego obliga, en cierto modo, a muchas de las compañías a cumplir con las expectativas que han creado en el consumidor, siendo ellas mismas las que acometen sus propios fracasos. Nintendo, junto con Rockstar Games y CD Projekt RED, son de las pocas compañías que evitan dar demasiados datos sobre sus próximos proyectos hasta que estos no están suficientemente preparados y, a decir verdad, es un ejemplo que más empresas deberían seguir. Veamos, pues, algunos de los videojuegos más decepcionantes de 2018.

Vampyr prometía mucho pero nos ha decepcionado fuertemente.

Fallout 76

Sin duda, podría decirse que Fallout 76 ha sido el juego más decepcionante de 2018, como bien atestiguan las ya sonadas devoluciones y compensaciones que Bethesda ha tenido que asumir por ofrecer una experiencia plagada de errores técnicos, incumpliendo lo que se espera de un juego más que terminado. Aunque no todo está perdido, si Bethesda juega bien sus cartas y aprende de su error y de errores recientes de otras compañías como Hello Games, se dará cuenta de que con mucha disposición, trabajo duro y numerosas actualizaciones, Fallout 76 podría ser el “nuevo” No Man’s Sky.

Pero esta cuestión no quita que la comunidad se haya levantado en pie de guerra contra Bethesda (y contra la industria en general) por no saber lidiar con su propio hype. Está muy bien prometer y hablar de lo bueno que puede llegar a ser un título, pero sacar un producto a todas luces inacabado y plagado de defectos a un precio más que abusivo, es algo que no se le puede permitir a nadie. Esperemos que Bethesda sepa rectificar con prontitud, y consiga que Fallout 76 sea la experiencia que todos estábamos esperando.

Compra Fallout 76 para PS4 en Amazon
Compra Fallout 76 para Xbox One en Amazon
Compra Fallout 76 para PC en Instant Gaming

Darksiders III

La comunidad gamer se esperaba que Darksiders III fuera una de las sorpresas de finales de 2018, pero finalmente esto no ha sido así. A pesar de que Darksiders III cuenta con mecánicas novedosas en la saga, poniendo más énfasis en fases de exploración y en batallas más complejas (muy del estilo Dark Souls), el resultado final no deja de ser bastante más mediocre de lo que cabría esperar. Los mundos que visitamos se vuelven repetitivos, las “misiones” no son nada divertidas y el aspecto gráfico, aunque salientable, no despunta como debiera al oferecer interiores bastante parcos para lo que podría haberse conseguido.

Las luchas, especialmente contra los jefes finales de sección, son de lo más interesante que tiene Darksiders 3, pues ofrece una mecánica profunda y que invita a planear cada encuentro con esmero, generando una dinámica que funciona más que bien. Aunque esta cuestión se ve empañada momentáneamente en alguna de estas batallas, pues determinados jefes tienen comportamientos erráticos que impiden conectar ataques, elevando la frustración del jugador que había planeado una estrategia efectiva de combate.

Compra Darksiders III para PS4 en Amazon
Compra Darksiders III para Xbox One en Amazon
Compra Darksiders III para PC en Instant Gaming

Super Mario Party

A pesar de que Nintendo sigue la política de anunciar sus juegos cuando estes ya están listos o muy próximos a su salida, y evita dar demasiada información sobre sus proyectos en marcha, la compañía nipona no es tampoco perfecta. Así lo demuestra Super Mario Party que, a pesar de ser un juego correcto, no llega a ser “el fiestón” que Nintendo nos había prometido a todos. Y es que después del 2017 y 2018 que se ha marcado Nintendo, la nueva entrega de su saga de minijuegos por excelencia dista mucho de ser el bombazo de diversión que todos estábamos esperando, sumándose a la lista de decepciones de este año.

Cierto, alguno de los nuevos minijuegos son muy divertidos, y la vuelta a la mecánica del tablero original de la saga nos ha parecido un acierto, pero la falta de eventos en la propia zona de juego hacen que las partidas sean predecibles y, también, evitan que se le pueda dar un giro dramático al juego. Esto podría gustar a los más conservadores, pero no a los que nos gusta vivir unas partidas en las que nada esté dicho hasta el final.

Compra Super Mario Party en Amazon

Metal Gear Survive

Este juego de supervivencia poco tiene de Metal Gear, y eso es precisamente lo que lo convierte en una de las decepciones de 2018. Bueno, eso y que sus mecánicas de juego son de todo menos precisas y divertidas. Si un juego incluye un sistema de hambre para reforzar la idea de supervivencia, lo ideal es que podamos cazar o recolectar alimentos lo suficientemente rápido como para no morirnos por inanición, pero no es así en este caso. Tampoco es mucho mejor el gameplay, pues la falta de una inteligencia artificial, el poco contenido disponible o las dudosas microtransacciones, convierten a Metal Gear Survive en un juego lineal, aburrido y demasiado predecible, que no ha logrado ni convencer ni a los más fans del género de la supervivencia.

Compra Metal Gear Survive para PS4 en Amazon
Compra Metal Gear Survive para Xbox One en Amazon
Compra Metal Gear Survive para PC en Instant Gaming

Vampyr

¿Quién no había pensado que Vampyr no podría haber sido un gran juego? Y es que lo tiene casi todo, una ambientación interesante, la siempre bienvenida presencia de vampiros y una historia que, a priori, podría ser un gran gancho para cualquier tipo de jugador. Pero claro, una vez más, los dichosos y omnipresentes fallos técnicos, un sistema de batalla incompleto y demasiado simple y una cámara demasiado traviesa, hacen que Vampyr no alcance, ni de lejos, todo el potencial que se había podido ver hasta el momento. Este es un caro ejemplo de cómo afecta la falta de tiempo material a ciertos títulos que se quedan a medio gas cuando realmente podrían impresionar al consumidor. Sin lugar a dudas, toda una pena.

Compra Vampyr para PS4 en Amazon
Compra Vampyr para Xbox One en Amazon
Compra Vampyr para PC en Amazon

Extinction

Con una mecánica que parecía seguir la estela de Shadow of the Colossus con un toque de Ataque a los Titanes, Extinction se perfilaba como uno de los juegos que habría que probar en 2018. Pero el resultado final dista mucho de ser interesante, pues sus misiones repetitivas de muy baja calidad hacen que jugar a este título sea, simplemente, demasiado aburrido y tedioso. Es cierto que engancharse a los colosales orcos e ir cortando sus miembros para infligirles daño es interesante, pero la falta de variedad y frescura del sistema de batalla hace que disfrutar de esta entrega sea realmente complicado, por no decir imposible.

Compra Extinction para PS4 en Amazon
Compra Extinction para Xbox One en Amazon
Compra Extinction para PC en Instant Gaming

State of Decay 2

Junto con Fallout 76, State of Decay 2 ha sido otra de las grandes decepciones de 2018, más teniendo en cuenta el tremendo éxito de la primera parte (a pesar de ciertas deficiencias técnicas). Aunque Microsoft ha apoyado el desarrollo de esta nueva entrega, el título parece una mera extensión del primer juego de 2013 que un juego con vida propia. No hay ideas nuevas que realmente se implementen salvo un parco modo cooperativo y los gráficos y las animaciones, cómo decirlo, no son necesariamente lo que se espera de un juego a estas alturas de la partida. Por si fuera poco, el juego contaba con un gran número de errores técnicos que aún no se han solventado del todo, a pesar de la salida de un parche de 20 GB. Su única salvación parece ser, de momento, que Microsoft lo haya incluido “gratis” dentro de su Xbox Game Pass.

Compra State of Decay 2 para Xbox One en Amazon
Compra State of Decay 2 para PC/Xbox One en Instant Gaming

Agony

Para muchos Agony era como un caramelo, sobre todo desde que se anunciara en su campaña de Kickstarter que sería un juego survival horror en el que exploraríamos las entrañar de Averno. El primer problema llegó cuando el título recibió una calificación de “sólo para adultos” según la ESRB, pues las imágenes violentas eran demasiadas como para ser clasificado sólo como “Mature”. Esto llevó a sus desarrolladores a rebajar el tono del juego, aunque de nada sirvió, pues no logró la aprobación de la ESRB para ser considerado “menos adulto”. Por si esto fuera poco, Agony es un título falto de variedad, con mecánicas demasiado repetitivas, unas voces de doblaje bastante malas y un artificio visual que terminaba cayendo en lo predecible.

Compra Agony para PS4 en Amazon
Compra Agony para Xbox One en Amazon
Compra Agony para PC en Amazon

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar