Personajes de videojuegos que se sacrificaron por un bien mayor

Atención, este artículo contiene SPOILERS de varios videojuegos.

Aunque el humor, los romances o la sensibilidad todavía no son demasiado habituales en el mundo de los videojuegos, sí hay otros elementos que son muy comunes. Uno de ellos es la muerte. A lo largo de la historia de la industria hemos tenido que ver cómo algunos de nuestros personajes preferidos perdían la vida en trágicas circunstancias, pero no hay ninguna más trágica (ni noble) que el sacrificio por un bien mayor.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te hemos preparado es una selección de personajes de videojuegos que decidieron sacrificar su vida para obtener metas mayores para un grupo de personas. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios para complementar nuestra lista.

The Boss (Metal Gear Solid 3: Snake Eater)

No existe sacrificio más sonado y conocido en el mundo de los videojuegos que el de The Boss, la mentora de Naked Snake, en Metal Gear Solid 3: Snake Eater. El que para muchos es el mejor videojuego de la saga de Hideo Kojima tenía un final escandalosamente maravilloso gracias a la batalla final contra The Boss, que acababa revelando que todo lo había hecho por el bien de su país. Una verdadera patriota.

Shepard (Mass Effect 3)

El comandante Shepard viajó todo lo lejos que podía ir un ser humano. Se enfrentó a peligros indescriptibles. Fue relegado de su puesto por desobedecer órdenes. Y, pese a todo, acabó dando su vida para someter a los Segadores y así poner fin a un exterminio que tenía como objetivo acabar con toda vida en la galaxia, algo que venía ocurriendo desde toda la eternidad y que solo una persona pudo detener heroicamente.

Dom (Gears of War 3)

Si piensas en Gears of War te vendrá inmediatamente a la cabeza la figura de Marcus Fenix. Pero el bueno de Fenix siempre estaba acompañado de su fiel y mentalmente torturado amigo Dominic Santiago. Dom ya tuvo que sufrir la pérdida de su esposa María, de modo que su último objetivo en la vida era salvar la de su fiel amigo, por lo que decidió estrellar un camión con él dentro para librarle de los Locust.

Mordin (Mass Effect 3)

Mass Effect 3 era el cierre de una saga de leyenda y no solo hubo un sacrificio. Mordis Solus había sido uno de los responsables de propagar la genofagia en Tuchanka, de modo que su última misión para poder ganar la guerra contra los Segadores fue deshacer lo que en su día ayudó a hacer. Mordin dio su vida para dar una nueva oportunidad a los krogan y, de paso, lograr su apoyo para la batalla que se avecinaba contra los Segadores.

Gray Fox (Metal Gear Solid)

Aunque la política y los conflictos bélicos son la parte central de Metal Gear Solid, lo cierto es que las relaciones interpersonales también son importantes. Lo hemos comprobado con The Boss, pero en el primer MGS el antiguo amigo de Solid Snake Frank Jaeger regresaba como Gray Fox a Shadow Moses. Aunque al principio quiso batirse en duelo con él, acabó dando la vida para ayudarle contra el Metal Gear.

John Marston (Red Dead Redemption)

Forajido y bandido en el pasado, John Marston llegó a un acuerdo con el gobierno para capturar a sus antiguos amigos y así saldar su deuda. Sin embargo, los federales no querían dejar cabos sueltos y finalmente acabaron yendo a por Marston. El vaquero pudo haber huido cobardemente, pero prefirió que lo hicieran su esposa y su hijo mientras él daba la vida en un último sacrificio que nos dejó completamente rotos.

Cole MacGrath (inFamous 2)

El protagonista de la saga inFamous tuvo que viajar lejos para enfrentarse a una nueva amenaza. Él mismo se había preparado para ello mandándose desde el futuro. La amenaza era conocida como La Bestia y solo él podía detenerla. Al final debía decidir si sacrificar su vida para acabar con ella o si unirse para sembrar el caos juntos. La historia de Cole MacGrath merecía acabar con tintes heroicos y no con una decisión egoísta.

Cerrar