Personajes de videojuegos que son odiados sin motivo

Personajes de videojuegos que son odiados sin motivo

Hay personas que, sin motivo alguno, simplemente no soportamos. Un gesto, una frase, una mirada, cualquier cosa nos es suficiente para directamente tacharlas. En los videojuegos ocurre exactamente lo mismo. Por mucho que pensemos que son dos mundos diferentes (el virtual y el real), hay personajes que no soportamos y, para colmo, hemos de tragar con ellos una y otra vez. No han hecho nada, simplemente existen.

Parece raro, pero seguro que a más de uno le ha sucedido alguna vez. Un RPG en el que el protagonista le resulta especialmente odioso, un secundario que te da repelos o un enemigo al que no puedes ni ver por pantalla sin acordarte de toda su ascendencia digital. No os preocupéis, no os pasa nada raro, es algo que sucede y más de lo que creéis.

De hecho, a consecuencia de esto, hemos querido reunir algunos nombres. Personajes que, por motivos que desconocemos, odiamos con toda nuestra alma, o son odiados por gran parte de la comunidad de jugadores, y que vamos a compartir con vosotros para ver si estáis de acuerdo. A estos se les podría decir aquello de «no sos vos, soy yo»; pero al reves. «No soy yo, sos vos».

Raiden – Metal Gear Solid

Ser el protagonista de Metal Gear Solid 2 es algo que pasó factura a un personaje que se alejaba por completo de la idea de Solid Snake. Un chaval rubio, con ojos claros y un aspecto andrógino que lo único que hizo fue ser quien acaparaba el foco en lugar de aquel que controlamos en Shadow Moses. Admitámoslo, Raiden no hizo nada malo, pero se ganó el odio visceral de los jugadores por «usurpar» un puesto que, según muchos, no merecía. Afortunadamente, convertirse en un cyborg y protagonizar un hack 'n slash endiablado le sirvieron para quitarse esa etiqueta de ser odios… En cierta medida.

 

Tingle – The Legend of Zelda

«¡Tingle, Tingle! Kurulín… ¡PA!» Leer esa frase de un treintañero vestido de verde y con afán por ser un hada era algo que, como su propio nombre significa, causaba hormigueos… Pero en el mal sentido. En el fondo, Tingle es un personaje entrañable, que lo único que tiene en su contra es un aspecto poco agraciado y una ropa bastante particular. Su aparición en Majora's Mask no pasó inadvertida y, pese a ser alguien tremendamente útil para poder moverse por el mundo sin perderse (es un vendedor de mapas), no ha podido evitar despertar la inquina de muchos. ¡Pero si es un cacho de pan!

 

Waluigi – Super Mario

Lo cierto es que Waluigi es un poco odioso, pero en el fondo no es mal tipo. Todos lo descubrimos en Mario Tennis y tardamos muy poco en ver que era el Luigi de Wario, el segundón de un villano que también es segundón. Su nariz, su voz, su bigote y sobre todo sus gestos han llegado a protagonizar las pesadillas de muchos. Sin embargo, todo eso le ha dado un carisma que ya quisieran muchos (sí, te estamos mirando a ti, Jar Jar Binks). A pesar de todo, y de la gran cantidad de memes que ha protagonizado, sigue sin terminar de despertar simpatías. ¿Por qué? Jamás lo sabremos.

 

Irvine – Final Fantasy

Un tipo que parece sacado de un videoclip de Coyote Dax, un tirador que va de alma solitaria para conquistar a las chicas, pero que en el fondo es un papanatas de manual (perdón, nos hemos dejado llevar). En realidad, Irvine puede ser un personaje muy útil en la entrega en la que aparece, Final Fantasy VIII. Su uso de las armas de fuego y sus ataques especiales daban pie a una combinación que podía ser letal incluso para los enemigos más poderosos. Pero tiene ese aire de chulo, esa sonrisa que… Ya, paramos.

 

Teemo – League of Legends

Qué tendrá Teemo que tantos lo odian. ¿Será esa pinta de peluche?, ¿será su capacidad para dejar setas y disparar con la cervatana? No terminamos de averiguar por qué, pero Teemo no es que despierte precisamente pasiones en la comunidad de League of Legends. Puede que su vocecilla, su más que conocido «¡Capitán Teemo al rescate!» sea lo que saque de quicio a más de uno, o también comerse una de esas setas trampa que deja repartidas por la Grieta del Invocador. Sea como fuere, en el fondo te queremos, Teemo.

 

Tidus – Final Fantasy

Se hace raro decir esto, pero el protagonista de Final Fantasy X no ha quedado en el recuerdo de muchos por ser alguien carismático, o que simplemente caiga bien. No entendemos por qué, ya que su historia es una de las más bonitas, duras y emotivas de toda la saga, y aún así cae mal. Puede que sea su aspecto, con ese rubio playero y la chaqueta 4 tallas más pequeña, o por ese momentazo que protagoniza con su risa. De hecho, nos está empezando a caer bastante mal a medida que hablamos de él.

 

Rabbids – Rayman

Todo el mundo los adora ahora, sobre todo a Rabbid Peach; aunque la realidad tras ellos no pasa precisamente por la adoración. Cuando conocimos a los Rabbids eran odiosos, intentaban ser graciosos y no lo conseguían. Habían llegado para ponerle las cosas muy difíciles a Rayman, y al final lo que consiguieron fue ponérselas difíciles a sí mismos. El público no los tragaba, y eso que tenían una personalidad bestial (que aún conservan). Se ve que eso de gritar a la cámara con un desatascador en mano no les sirvió.
 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar