Personajes que se colaron en videojuegos que no eran los suyos y nos pillaron por sorpresa

«¿Pero qué hace este aquí?». Esta expresión ha sido una de las más frecuentadas en el mundo de los videojuegos. Las compañías, que aprovechan siempre que pueden para dar mayor visibilidad a sus franquicias y sus personajes y también para dejarnos a todos con la boca abierta y la mirada perdida, llevan muchos años realizando cross-overs completamente alocados en infinidad de títulos.

Seguro que a más de uno se le viene a la cabeza tal o cual personaje que aparecía en algún juego con el que no guardaba relación alguna. A veces como easter egg o guiño y otras como algo totalmente manejable e implementado dentro del título de forma natural. Pero siempre sorprendiendo y con ganas de experimentar.

Hoy os traemos una selección con los personajes que se colaron en otros videojuegos y nos pillaron por total sorpresa. No los vimos venir en absoluto y, el resultado, simplemente nos encantó.

 

Anarchy Reigns – Bayonetta

Puro amor pensado para los amantes de la Bruja de Umbra. Bayonetta se coló como personaje jugable en Anarchy Reigns. Siendo un título fruto de la colaboración entre PlatinumGames y SEGA, y dada la facilidad de esta excepcional luchadora a la hora de repartir tortas, su aparición aquí, a pesar de ser toda una sorpresa, era algo que caía por su propio peso. Junto a ella también se incorporaron personajes de Mad World; pero daba igual, por fin teníamos a esta fémina de armas tomar enseñando al resto cómo se pelea de verdad.

 

Asura's Warth – Ryu y Akuma

A Capcom le encanta juguetear con cross-overs, y el caso de Asura's Wrath fue uno de los más sonados. Aquel título que vimos en PlayStation 3 y Xbox 360 puso al protagonista, Asura, frente a frente contra las dos legendarias figuras de la lucha: Ryu y Akuma. Ambos enfrentamientos partían de un primer encuentro que seguía la línea más tradicional de los combates en Street Fighter y concluían con transformaciones en Evil Ryu y Shin Akuma que desataban la jugabilidad y la espectacularidad del título. El resultado era algo demencial, con una lucha que se prolongó durante 500 años.

 

Soul Calibur II – Heihachi, Link y Spawn

La segunda entrega de Soul Calibur, que este año estrena una prometedora sexta iteración, decidió incluir a personajes invitados en exclusiva para cada plataforma. A raíz de esta decisión, los usuarios de PlayStation 2 pudieron disfrutar con la inclusión del archiconocido Heihachi Mishima como luchador; los de GameCube recibieron a Link, de The Legend of Zelda y los de Xbox a Spawn, el antihéroe de los cómics. Una conjunción de universos bastante inesperada.

 

Punch-Out!!! – Donkey Kong

El gorila con corbata, Donkey Kong, era un luchador secreto en el título de boxeo de Wii. Una especie de Mike Tyson peludo y con mala leche que esperaba para dar pie al combate más difícil en Punch-Out!!! al que había que conocer al dedillo para no dormir sobre la lona en cuestión de segundos. De hecho, si sabías bien cómo actuar, podías incluso tumbarlo de un solo golpe. Una mecánica muy propia de esta saga tan conocida en Nintendo.

 

Soleil – Sonic

Damos un gran salto en el tiempo para fijarnos en uno de los mejores RPG de Mega-Drive, Soleil. En los primeros compases de la aventura, mientras explorabas tranquilamente, podías encontrarte con el puercoespín más famoso de los videojuegos tomándose unas merecidas vacaciones y tostándose al sol. Esta vez, lo de correr y pelear lo dejaba para otros.

 

Viewtiful Joe – Dante y Trish

Ya lo decíamos antes, a Capcom le encanta mezclar mundos y universos. La edición de Viewtiful Joe lanzada en PlayStation 2 incorporaba a sus filas a dos personajes bastante conocidos, Dante y Trish de Devil May Cry. Los jugadores podían disfrutar de sus combos y habilidades al incluirse como figuras jugables dentro del título. Una pena no poder escuchar al de pelo blanco gritar eso de «Henshin a go-go!».

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar