Peter Moore no fue el único responsable del fin de Dreamcast

Hace tres años, Peter Moore, el que fuera presidente de Sega América durante la caída de Dreamcast, mantuvo una entrevista con el diario The Guardian en la que dijo lo siguiente: “el 31 de enero de 2001, aceptamos que Sega iba a dejar de fabricar hardware… De alguna forma, tuve que hacer esa llamada, no los japoneses. Tuve que despedir a un montón de gente, no fue un día agradable”. Ahora, en una reciente entrevista con GameIndustry, el ejecutivo asegura que sus palabras fueron malinterpretadas, y que él no fue el responsable de sentenciar el futuro de Sega.

Al parecer, cuando Moore dijo “hacer esa llamada”, esta no iba más allá de una simple llamada de teléfono, y que, aunque fue “una parte importante en la toma de la decisión final”, no fue él el que llamó a la central japonesa para ordenarles abandonar el negocio de las consolas; “fue una decisión que tomamos unas seis personas en todo el mundo”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar