Para Phil Spencer, la clave de la nueva generación de Xbox estará más en la inmersión que en la mejora gráfica

El gran salto generacional para el de Microsoft está en hacernos sentir más dentro del juego.

Un tiempo de carga repentino, una caída de fotogramas molesta, ciertas restricciones al explorar los mundos… Hay muchos factores que pueden romper la sensación de estar viviendo dentro de un mundo virtual en un videojuego, y ese es el camino que Microsoft quiere destruir a golpe limpio con Xbox Series X. Phil Spencer, jefe de la división Xbox, ha hablado sobre cuál considera que es la clave de la next-gen. Y no, no son los TFLOPS, ni la potencia, ni los mejores gráficos.

El mandamás de esta rama de Microsoft ha hablado largo y tendido sobre XSX, la nueva generación y el enfoque que tienen desde la compañía de cara a los próximos años, en un panel del Gamelab 2020. Por supuesto, no ha podido evitar hablar del aspecto técnico de la nueva consola, o nuevas si hacemos caso a las filtraciones más recientes. Considera que_ «los deltas (pequeños incrementos) serán más pequeños en cuanto a impacto visual o una función X que era imposible y ahora sí es posible»_. No obstante, da mucha más fuerza a la inmersión de los nuevos juegos.

Xbox planea buenos anuncios durante el evento de julio
Hellblade II es uno de los títulos que llegarán a Xbox Series X

Su mirada vira más hacia otras cuestiones como los tiempos de carga, las texturas que aparecen a destiempo, las tasas de fotogramas irregulares y, por supuesto, apartados visuales que envuelvan al jugador. Todo eso parece ser el foco de los devs que trabajan con Microsoft actualmente, ya que la clave no está en verse mejor o jugarse mejor, sino en sentirse más dentro que nunca del juego. Por eso quieren framerates elevados, de hasta 120 fps; por eso también pelean por conseguir una latencia de input mínima con su nueva tecnología.

Ahí es donde radica el mayor cambio que va a traer la nueva generación según Spencer. Así es como ve que hay un «futuro realmente genial», ya que se podrán conseguir experiencias mucho más impactantes y, sobre todo, absorbentes y creíbles, con Xbox Series X o incluso PlayStation 5.

Los juegos de Xbox Series X apostarán por la inmersión

Hay muchas miradas puestas en el mes de julio y la presentación en la que veremos los grandes juegos first de Xbox Series X. Ahí, el conglomerado de Microsoft Game Studios saldrá a bailar haciendo gala de todo un abanico de licencias con nombres entre los que figura el más que esperado Halo Infinite. Ahí será donde podamos tener una toma de contacto con ese enfoque que quieren dar los devs que trabajan con ellos y con todas las posibilidades que manejan gracias al hardware de la nueva consola.

Es de esperar que título como Hellblade II: Senua’s Saga sirvan también para ver hasta qué punto se consigue esa inmersión que Spencer considera tan relevante para la next-gen. El mes que viene saldremos de dudas y entenderemos mejor sus palabras, aunque no será hasta finales de año cuando podamos vivirlo realmente a través de nuestros sentidos.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar