Piratas del Caribe 5 es acusada de maltrato animal

En pleno rodaje de Piratas del Caribe 5, titulada Dead Men Tell No Tales, Walt Disney Pictures y Jerry Bruckheimer se han encontrado con un problema imprevisto, y no se trata del descomunal sueldo de Johnny Deep, sino de una petición online con 50.000 firmas que exige a los productores que no utilicen animales reales, sino recreados mediante CGI, durante el rodaje en Australia.

La petición surgió después de que los productores pidiesen permiso al gobierno de Australia para introducir en el país dos monos capuchinos, necesarios para salir en la quinta entrega de Piratas del Caribe, al ser una especie prohibida en territorio australiano. Mientras que el gobierno ya se encuentra en trámites para permitir su acceso, Rachel Hevesi, directora del Santuario de Monos Salvajes de Cornwall, arremetió contra su gobierno y los productores al expresar que se encuentra "tremendamente decepcionada después de que el gobierno australiano ignore lo perjudicial que es el uso de animales salvajes como actores. La animación CGI es tan buena hoy que no es necesario explotar así a los animales".



La gran polémica deriva de algunas declaraciones que aseguran que la mayoría de los monos amaestrados para salir en películas son separados de sus madres al poco de nacer; y una vez ya no les sirven, los monos son devueltos a su hábitat natural, en el que no encajan y son rechazados por los de su especie.

¿Disney y Jerry Bruckheimer harán caso a las críticas o continuarán el rodaje con monos reales? ¿Qué te parece a ti este tema?

Publicaciones relacionadas

Cerrar