PlayerUnknown’s Battlegrounds te enseña a ser mejor persona a través de tus errores

PlayerUnknown’s Battlegrounds te enseña a ser mejor persona a través de tus errores

La vida es tropezar con una piedra, levantarse y saber que has de esquivar la siguiente. Otra cosa es que lo hagas, porque la sabiduría popular juega en nuestra contra. Pero mientras puedas aprender algo de las experiencias vitales estarás subiendo escalones para ser mejor persona. De los errores se aprende, incluso de lo que se cometen en PlayerUnknown's Battlegrounds, nuestro Premio ABJ 2017 a Mejor Juego para PC, que también es terreno abonado para la muerte. Y, sin embargo, de la muerte puede nacer una nueva forma de encarar la vida.

Sirva como ejemplo la redactora y streamer Heather Alexandra, que ha narrado en Kotaku la embarazosa pero valiosa experiencia vivida en PlayerUnknown's Battleground y que le ha hecho aprender un par de cosas sobre la precipitación y el ímpetu desbocado. Heather se hallaba en plena partida competitiva con un compañero de equipo, y las primeras partidas habían ido bastante bien. Se coordinaba con su compinche y actuaban como una maquinaria bien engrasada. La cosa iba tan bien que Heather se vino arriba, y su orgullo provocó su caída.

Tras ubicar a uno de sus enemigos en la ventana de un edificio desde la que disparaba a placer, Heather dispuso de la elección entre darle un tiro limpio entre ceja y ceja y terminar con la amenaza o emplear esa flamante granada cegadora que acababa de encontrar. Rápido y limpio siempre está bien, pero una granada cegadora es una granada cegadora, de modo que se dirigió al inmueble, quitó la anilla, arrojó el instrumento que le iba a dar una espectacular victoria y… nada pasó.

Heather descubrió tarde que había calculado mal. Llegó a tiempo de ser cegada por su propia granada, en un desliz de por sí lamentable, pero no iba a acabar ahí. Presa del frenesí disparó a todo lo que se movía a ciegas hasta que, justo al recuperar la visión, se cobró una víctima. Por desgracia era su propio compañero. Heather, quien confiesa en su crónica titulada «He matado por accidente a mi compañero en PlayerUnknown's Battlegrounds porque soy una persona horrible» que «nunca había matado a nadie de mi equipo» en el año que lleva jugando a PlayerUnknown's Battlegrounds, se disculpó de inmediato presa de la vergüenza. Por suerte, su compañero se lo tomó con risas, y varias lecciones fueron aprendidas. Como que más vale pájaro en mano que molarse con una granada y que a éstas las carga el diablo.

¿Has tenido algún episodio así en PlayerUnknown's Battlegrounds?


 

Publicaciones relacionadas

Cerrar