PlayStation 4: Estos son los motivos de su lenta velocidad de descarga

El horror para el jugador moderno del siglo XXI es encender la consola para jugar y ver que al arrancar el juego salta una actualización que debe proceder a su descarga. Y no un pequeño parche, no. Una mole de bytes que esperan en la nube a entrar por el fino de cuello de botella del la conexión que ofrece la máquina y que termina por desesperar al más pintado. Especialmente si la consola es una PlayStation 4, que precisamente hace poco ha actualizado su firmware.

La velocidad de descarga que presenta la máquina de Sony es algo que pone los pelos de punta y no por sus altos valores precisamente, sino más bien todo lo contrario. Descargas que se eternizan en algunos casos que otras, el pan nuestro de cada día para quien es jugador habitual y tiene todos sus juegos al día. No digamos ya si resulta que hay una cola de actualizaciones atrasadas en espera o si has adquirido un juego en formato digital desde PlayStation Network y parece que éste no llega nunca.

Tiene que haber unos motivos para esta lentitud, y un especialista en redes cree haber dado con ellos. Juho Snellman, programador de sistemas afincado en Zurich, Suiza, ha estado experimentando con una PlayStation 4 para intentar dar con la causa de sus melindres a la hora de realizar descargas a velocidades decentes.

Snellman ha llegado a la conclusión, a la vista de sus resultados, de que el sistema de PlayStation 4 es quien da prioridad o no a las descargas en función de qué aplicaciones se estén ejecutando en segundo plano. Y es precisamente esto, el que dependiendo de qué sea lo que se deja momentáneamente al margen afecte más o menos a la velocidad de conexión, lo que más llamativo le ha resultado. Más en la siguiente página.

Por ejemplo, tal como recoge Polygon, Snellman ha probado a realizar una descarga desde PlayStation Network mientras un juego está en segundo plano y estudiar su ventana de recepción, es decir, el volumen de datos que la consola está dispuesta a aceptar de una tacada. Con Styx: Shards of Darkness suspendido en su pantalla de inicio, Snellman ha visto cómo su velocidad de transmisión caía a 7KB, una cifra increíblemente baja que hace que las descargas sean 100 veces más lentas de lo que deberían.

Snellman ha probado después con otra aplicación, en este caso, Netflix y Spotify. Tanto en una como en otra, la ventana de recepción se amplía bastante, pero sigue siendo baja: 128KB, una reducción que el suizo estima en la quinta parte de la velocidad de descarga potencial. No obstante, el suizo hace notar que estas reducciones de velocidad solo parecen aplicarse con descargas de PlayStation Network.

El motivo al que Snellman llega para que la consola de Sony se comporte así está en su propia naturaleza. Como consola de juegos, lo natural es que de prioridad a los juegos que se estén ejecutando, aunque sea en segundo plano, algo que en menor medida afecta a otras aplicaciones como las mencionadas Netflix o Spotify. Snellman recomienda cerrar estas aplicaciones en segundo plano para agilizar las descargas manteniendo pulsado el botón PS y seleccionando «Cerrar aplicaciones».

¿Has notado problemas de descarga en PlayStation 4?

Cerrar