PlayStation 4 recoge información sobre cómo usas la consola, tus preferencias, o qué ves en Internet

El firmware de PlayStation 4 se actualizó hace pocos días con la versión 5.53. Una descarga que parecía incorporar poca cosa, ya que solo hablaba del arreglo de determinados errores con el fin de mejorar el rendimiento. Sin embargo, esta nueva versión ha traído un cambio que es mucho más importante que esa subsanación de problemas: ahora tu consola te advierte de que va a recopilar datos sobre lo que haces, lo que juegas o lo que visitas.

En GameSpot se han hecho eco de los cambios introducidos en la actualización. Tal y como indican, al menos en territorio europeo, al llevar a cabo la instalación aparece un mensaje en el que se indica que probablemente se «recopilen datos sobre esta PlayStation 4 y cómo se utiliza». La explicación concreta un poco más, añadiendo que se trata de «datos necesarios para los servicios online» y de información adicional en la que se incluyen datos de «navegación, uso y preferencias».

La cosa va a más cuando se comienza a explorar en el tipo de información que recoge Sony. El mismo comunicado aparecido en las consolas con la actualización 5.53 habla de «cuándo y cómo utilizas la interfaz de usuario, qué partes de los niveles de los juegos visitas, qué armas usas y con qué personajes interactuas». Entre todo esto, además, se habla de qué partes de la tienda digital, PlayStation Store, se ojean o qué preferencias se alteran.

En resumen, PlayStation 4 y Sony hacen una estadística completa de cómo utilizas tanto la consola como todos los servicios que pone a tu disposición. No se sabe si era algo que ya hiciera antes o que acaba de llegar con el nuevo firmware, lo que sí se puede asegurar es que, al menos, ahora han decidido dar el paso de avisar por ello. Puede que todo sea para prepararse de cara a la nueva Ley de Protección de Datos europea que comenzará a funcionar el próximo 25 de mayo de 2018.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar