PlayStation 4 tendrá un pack de lanzamiento con DriveClub

Si ya teníais ganas de este juegazo de conducción y estábais algo indecisos con el salto a la nueva generación, PlayStation ha anunciado  un Bundle Pack en el que se incluye DriveclubPlayStation 4 y un DualShock 4. El precio será de 439.99€, y será lanzado el mismo día que salga al mercado el juego, el 7 de octubre, según hemos leido en el blog de PlayStation.

Además, Sony ha mostrado un par de vídeos que enseñan el sistema metereológico que podremos observar en el juego de carreras que sale en octubre, Driveclub. Os animamos a ver los vídeos que os dejamos al final de la noticia porque se ve realmente impresionante.

Parece ser que de momento solo es una demostración temprana del sistema de clima que poseerá el videojuego, y que no estará disponible en su lanzamiento pero que se activará como una actualización gratuita para todos los jugadores solo un poco después de que haya salido a la venta.

Alex Perkins, director de arte de Evolution Studios, comentó que este sistema climático fue una apuesta muy ambiciosa por parte del estudio y que querían hacer una experiencia lo más inmersiva y divertida como les fuera posible.

Esto ha dicho: "El estudio ha hecho un gran esfuerzo para lograr este objetivo. Estará en vuestra mano el clima configurando las nubes, para determinar la cantidad de nieve y lluvia que caerá sobre el asfalto, además de variar la velocidad del viento que determinará el lugar donde la nieve se asentará" dijo Perkins.

Pero el sistema meteorológico parece ir aún más lejos. La temperatura y la altura del sol regirán la rapidez con que las nubes se esfumaran y las carreteras se secarán.:"Realmente estamos tratando al clima con coherencia en cada detalle al igual que hemos hecho con todos los aspectos del juego".

Gracias a este sistema climatológico, podremos comenzar una carrera en una lluvia ligera y acabarla con un aguacero infernal debido a una tormenta. De hecho, si empezamos la prueba en la parte superior de una montaña es posible que veamos la fina nieve aposentarse sobre el capó de nuestro coche y, a medida que descendemos, ver como desaparece.

Perkins destaca que no se trata de un sistema exclusivo de los gráficos del título sino que afectará, y mucho, a la conducción. Si el asfalto empieza a mojarse, el tiempo de frenada variará. Cuando esté lloviendo a cántaros y los limpiaparabrisas estén funcionando a toda máquina podremos observar que casi no vemos. No nos olvidemos de la nieve, ya que si es de noche las luces delantereas reflejarán y lo notaremos. Será todo un logro llevar el coche a meta.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar