PlayStation 4.5 es real según un informe y tendría estas 3 características

PlayStation 4.5 es real según un informe y tendría estas 3 características

Desde que a finales de la semana pasada supiésemos que los planes de Sony pasaban por presentarnos una nueva versión mejorada de PlayStation 4, llamada no oficialmente PlayStation 4.5, muchas son las dudas que nos asaltan a la hora de querer saber por qué motivos se está trabajando en ella y qué mejoras aportará a la actual.

Teniendo en cuenta lo que ya se dijo en la GDC, este nuevo modelo que estaría desarrollando Sony iría enfocado a superar la barrera de los 1080p para situarse a los 4K de resolución, junto con un aumento bastante notable en el rendimiento de la consola base. Pero esto no es lo único que podríamos tener delante. El portal Eurogamer se ha hecho eco de un informe de Digital Foundry y ha debatido las tres posibles mejoras que contendrá esta nueva versión de la consola PlayStation de última generación.

La primera de ellas pasaría por insertar un nuevo microprocesador de 14 a 16 nanómetros que incrementaría el potencial de PlayStation 4 en el doble de lo que podemos encontrar a día de hoy. Pero es posible también que Sony haya parado su evolución esperando que haya nuevos avances en AMD en cuanto a la CPU Zen y la GPU Polaris, lo que supondría que igual veamos esta nueva consola con el mismo procesador que ya tiene actualmente, puesto que AMD ha dejado claro que es posible que sus avances estén disponibles en PC a principios de 2017. De ser así y contase con estos componentes, no sólo se le podría dar cabida a un reproductor Blu-Ray de resolución 4K, sino que además tendría acceso a un puerto HDMI 2.0, HDCP 2.2 y HDR.

La segunda opción pasaría por una evolución en ciertos componentes, como por ejemplo el procesador Tahití 7970, que daría como resultado un 60% de aumento de la potencia de cálculo. Aunque por temas de coste, la mejor opción sería un procesador AMD que aporte nuevas características como la compresión delta para aprovechar mejor el ancho de banda de la memoria. Lo que nos gustaría ver sería una nueva PlayStation que pueda correr los juegos que actualmente coge pero con mejoras visuales, lo que llevaría que los títulos aparecidos hasta ahora puedan ir más allá de los 1080p mediante algún que otro parche, pero lo que se quedaría descolgado con esta opción serían juegos que utilizasen en todo su esplendor la resolución 4K. Continuamos en la siguiente página.

La tercera opción podría ser la aparición de un nuevo modelo de PlayStation 4 más delgada que la que tenemos en casa. Al rediseñar nuevamente la consola, podría fácilmente ser además el caldo de cultivo perfecto para ir implementando cosas que se adapten a la resolución 4K que buscan. Si el procesador se reduce, el modelo delgado podría no llegar, por lo que se optaría por el desbloqueo de las dos unidades de cómputo bloqueados en el diseño original de la APU, dando un 11% más de potencia. Otra de las cosas que seguramente incorporarían serían los puertos HDR, HDMI 2.0 y HDCP 2.2, ya que se podrían añadir de forma relativamente sencilla. Para garantizar una mejora gráfica, Sony podría plantearse sustituir su memoria RAM GDDR5 actual a módulos más rápidos, tal como hace AMD con sus tarjetas gráficas de alta gama.

En definitiva, lo que nos podemos esperar es una consola que sea un híbrido entre la versión de PlayStation 4 actual y la futura PlayStation 5, aunque todavía podría ser más mejorada en el futuro, y que hará de anfitrión perfecto para PlayStation VR. Además de eso, es muy probable que veamos que su tamaño disminuye.

Publicaciones relacionadas

Cerrar