El SSD de PlayStation 5 y Xbox Scarlett aportará experiencias ininterrumpidas

Un desarrollador habla de lo que nos espera en materia de cargas durante la next-gen.

Logos de PS4 y Xbox One

La nueva generación de consolas viene dispuesta a romper muchas barreras que han estado siempre en los videojuegos. Aunque todavía no tenemos datos 100% concretos, ya sabemos que las CPU de PlayStation 5 y Xbox One van a facilitar la creación de videojuegos, y que los desarrolladores están entusiasmados. De hecho, tanto lo están, que ya están empezando a dar más detalles sobre lo que está por venir, como por ejemplo que los tiempos de carga van a ser cosa del pasado.

Eso es algo que ha explicado Hemanshu Chhabra, director creativo de Hindsight 20/20 y uno de los miembros clave del estudio Triple-I Games. En unas declaraciones concedidas a GamingBolt, el indie se ha centrado sobre todo en hablar de lo que supone el uso de discos duros SSD. Esta nueva tecnología, de la que Sony ya ha sacado pecho con una comparativa de tiempos de carga PS4 Pro vs. PS5, parece ser una de las grandes claves de la next-gen, sobre todo por lo que tiene que ver con las esperas al jugar.

cloud en final fantasy vii remake primer plano

Un elemento que tendrá mucho que decir en los juegos de mundo abierto, como explica Chhabra: «Algunos de nuestros mundos más grandes, como las ciudades, pueden requerir cierto tiempo de carga. Aprovechamos ese tiempo para mostrar algunas pistas útiles, pero lo ideal es que los jugadores experimenten el juego al completo sin interrupciones. ¿No sería genial?», espeta en sus declaraciones para luego añadir lo que espera de lo que está por llegar.

«En el futuro, los juegos 3D serán experiencias ininterrumpidas, como lo son las películas. Creo que también nos olvidaremos de lo que es el concepto de carga, acabará siendo algo anticuado.»

SSD, la piedra angular de la next-gen

Esgrime este argumento con el disco duro SSD como componente clave para conseguirlo. De hecho, explica que es bastante curioso cómo, a medida que se busca más realismo en un videojuego, este está más y más plagado de tiempos de carga por todos los elementos que debe mostrar, los materiales con los que trabajar y la complejidad de todo: «La ironía es que, cuanto más cinematográfico es un juego, más costosos son los materiales y, por tanto, más largos los tiempos de carga», explica, «digo que es irónico porque a nadie le gustaría que se le interrumpiera con una pantalla de carga mientras ve una película en el cine, o mientras lee un libro, sería inaceptable».

Jefe Maestro en Halo Infinite

Aun así, es algo totalmente normalizado en los videojuegos actuales, con lo que hemos estado viviendo durante décadas sin extrañarnos por ello. Aun así, con el poder de procesamiento de PlayStation 5 y Xbox One, puede que todo eso comience a disiparse. Ambas consolas van a contar con una tecnología que podría evitar las pantallas de carga, de hecho, las compañías ya se han mostrado muy interesadas en aniquilarlos por completo, sobre todo Sony.

Cuál conseguirá eso con mejores resultados es complicado. Ni siquiera los desarrolladores saben cuál de las dos consolas es más potente; aunque, cuando lleguen al mercado, podremos comprobarlo de primera mano. Mientras tanto, declaraciones como las del miembro de Triple-I Games nos dejan claro que hay un objetivo bastante claro de cara a la next-gen: suprimir los tiempos de carga.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar