Poderosos objetos que “rompían” los videojuegos en los que aparecían

Poderosos objetos que “rompían” los videojuegos en los que aparecían

Los desarrolladores de videojuegos deben tener muchas cosas en mente a la hora de llevar a cabo sus ideas. Una de ellas es lograr que las funciones multijugador estén equilibradas y que no haya jugadores que tengan ventajas por disponer de una herramienta que otros no tienen o que el juego no se vuelva demasiado sencillo por darnos un arma que es capaz de todo y mucho más.

En ese sentido, hoy queremos acercarte un listado de ítems de videojuegos que no cumplían con estas características y que eran tan sumamente poderosos que cambiaban las tornas a nuestro favor en un abrir y cerrar de ojos o que incluso “rompían” el videojuego en el que aparecían a causa de su desmesurado poder. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas. ¿Te falta alguno en la lista?

Slugthrower (Star Wars: Battlefront)

En el último Battlefront de Electronic Arts había armas muy poderosas para cortas distancias y otras para largos trayectos. Sin embargo, el llamado slugthrower, que dispara balas en lugar de láseres, es efectivo tanto a largas como a cortas distancias. Se trata de un arma capaz de desequilibrar la balanza a favor de tu equipo en un abrir y cerrar de ojos, por lo que destroza las rondas a conveniencia.

Yojimbo (Final Fantasy X)

Este no es un ítem al uso, pues el Yojimbo, que hizo su primera aparición precisamente en Final Fantasy X, es una espada de alquiler, un mercenario. Su poder y su efectividad dependerán de cómo le paguemos. De hecho, si le damos una enorme suma de guiles podría acabar con un poderoso jefe de un par de golpes. Para una situación desesperada bien la mar de bien, aunque el personaje esté rotísimo.

Hoja de invencibilidad (Super Mario 3D Land)

El desafío y la dificultad no parecía el objetivo a conseguir por Nintendo en Suer Mario 3D Land. Y es que en este juego teníamos la posibilidad de superar un nivel entero con la Hoja de invencibilidad, que hacía que todo fuera un paseo. Por si fuera poco, al morir cinco veces consecutivas en un nivel también se nos daba automáticamente esta Hoja, de modo que el título tenía una dificultad bastante baja.

Alquimia (The Elder Scrolls V: Skyrim)

Combinar profesiones en Skyrim era lo más “overpowered” que te hayas podido imaginar en la vida. Teníamos que crearnos un equipo que potenciara la alquimia y luego crear pociones para mejorar nuestra habilidad de herrería y de encantamiento. El resultado sería un personaje tan absurdamente poderoso que hasta un dragón empezaría a parecernos tan difícil como un pollo que encontremos en una aldea.

Escopeta de combate explosiva (Fallout 4)

En un mundo tan grande como en el de Fallout 4 debe haber armas para todos los gustos, pero había una que se llevaba la palma. Podías tener la suerte (o mala suerte, según se mire) de encontrar una escopeta de combate explosiva. Y es que esta arma tenía una capacidad destructiva alucinante, a lo que había que añadir que incluso era efectiva a largas distancias. Todo ello mejorable con la personalización.

Sombrero de Oddjob (007: Nightfire)

Cualquier fan de James Bond quería escoger al espía británico en el videojuego 007: Nightfire, pero lo cierto es que había una opción mucho más inteligente. Hablamos de Oddjob, un villano que porta un sombrero con una punta metálica y que podía usar como arma arrojadiza. No tenía gran alcance, pero mataba de un solo golpe y podíamos volver a recogerlo para seguir con nuestra sanguinolenta matanza.

Caparazón azul (Mario Kart)

En la saga de conducción del fontanero Mario teníamos nuevos ítems exclusivos, como es el caso del poderosísimo caparazón azul. Y es que si nos salía podíamos decir que nos había tocado la lotería. Al lanzarlo, este caparazón iba directo a la primera posición y explotaba sobre el líder de la carrera. Originaba alternativas y sorpresas, pero era un fastidio constante para el que marchaba en primera posición.

Cerrar