4 Pokémon con un tipo que no tiene el más mínimo sentido

¿A ti te tienen sentido?

Imagen 3D del Pokémon Kartana

Los Pokémon se caracterizan por ser de varios tipos y tener diversas habilidades con las que dejar maravillados a miles de Entrenadores Pokémon, ya sean pertenecientes a la misteriosa etiqueta de tipo Normal o, de otro modo, integrantes de un rápido equipo como los de tipo volador. Pero sean como sean, muchas veces los dobles tipos de Pokémon no tienen sentido con el Pokémon que representan.

En realidad es de agradecer que los tipos de los Pokémon no sean una constante dada, pero también es necesario que esta tipología tenga un cierto valor y logre, de facto, encapsular la esencia de cada criatura. En algunas ocasiones, ese no es el caso y, por eso, hoy hemos decidido recuperar 4 Pokémon con tipos sin sentido o, lo que es lo mismo, cuyo diseño no coordina demasiado con esa naturaleza que se le ha atribuido.

Gyarados – Agua/Volador

Gyarados

Este es uno de esos Pokémon que tienen un tipo secundario que cuesta muchísimo entender, sobre todo teniendo en cuenta que el ser volador no le permite aprender a volar en ningún momento ni aprender movimientos de tipo Volador. Sin embargo, sí que puede conocer un gran número de ataques de tipo Dragón, por lo que esta tipología tendría muchísimo más sentido que la original.

No importa que Gyarados sí pueda levitar gracias a algún extraño poder que tiene, porque realmente para ser de tipo Volador, debería, al menos, conocer movimientos de esta naturaleza. la verdad es que es una de las criaturas de este universo con un tipo secundario de lo más absurdo, pero hay que dar gracias a los creadores por Gyarados, tenga un subtipo lícito o no, es un Pokémon formidable.

Otros artículos de Pokémon que te gustarán

1 2 3 4Página siguiente

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar