Pokémon: Duskull, la criatura que se alimenta de lágrimas

Pokémon: Duskull, la criatura que se alimenta de lágrimas

Más de veinte años pesan sobre las espaldas de la saga Pokémon y sigue siendo noticia día tras día. Hace tan solo unas fechas se celebraba un Pokémon Direct en el que se anunciaban dos nuevas entregas para 3DS, UltraSol y UltraLuna, y Pokkén Tournament DX para Switch. La llegada del E3 de Los Ángeles también supuso el momento de confirmar que hay en desarrollo para la consola híbrida de Nintendo un Pokémon RPG.

Pokémon siempre está en boca de todos y no es para menos, pues a lo largo de estas dos décadas que lleva entre nosotros nos ha dejado misterios y secretos de lo más interesantes. La mayor parte de ellos surgen de las descripciones en la Pokédex de los monstruos de bolsillo, que ocultan mucho más de lo que parece bajo la superficie. Precisamente de algo así queremos hablarte en el día de hoy, de una criatura en concreto.

Nos estamos refiriendo a Duskull, el Pokémon tipo fantasma introducido en la tercera generación y que se trata de una criatura avanzada, lo que significa que pudimos verlo en la serie de anime antes de su aparición en los videojuegos. Como buen fantasma Duskull es uno de esos monstruos de bolsillo que te atemorizan con solo mirarte. Lo cierto es que su nombre proviene de las palabras anglosajonas dusk (anochecer) y skull (calavera), algo terriblemente macabro.

Sin embargo, como ya te estarás imaginando, esto no es lo peor de Duskull. Este Pokémon está inspirado en la Parca y en Bogeyman, mitos conocidos por secuestrar a niños. Es una criatura nocturna capaz de atravesar cualquier cosa y que deambula en solitario bajo el manto estrellado del cielo. Se refugia en casas abandonadas, conventos solitarios o incluso en cementerios y cuando llega el día desaparece como un vampiro, pues detesta la luz del sol.

Eso sí, si es atrapado por un entrenador cambia sus hábitos para adaptarse a los de su dueño. Lo más terrorífico de Duskull es que se dice que se alimenta de las lágrimas y la desesperación de la gente, particularmente de los niños pequeños. Así lo reflejan múltiples entradas de la Pokédex desde que le introdujo en la tercera generación. De hecho, se habla de que cuando elige un objetivo lo persigue incansablemente durante toda la noche. Y es que Duskull es lento, pero persistente.

Algunos rumores también han señalado que Duskull secuestra a los niños, aunque no hay certezas que lo confirmen. Si alguien fuera perseguido por esta criatura por la noche tan solo tendría que aguantar hasta que saliera la luz del sol, cuando Duskull se escondería como hemos comentado anteriormente. La descripción del monstruo de bolsillo en Pokémon Negro y Blanco y sus secuelas es la que desata todas las teorías.

Se dice lo siguiente: “Le encanta atravesar paredes para asustar a los niños malos y hacerles llorar”. De ahí surge precisamente la creencia de que Duskull se alimenta y repone sus energías haciendo sufrir a los más pequeños, concretamente haciendo que se les salten las lágrimas. Los fantasmas son siempre aterradores, pero Duskull parece llevarse la palma en cuanto a niños pequeños se refiere, pues le encanta torturarlos psicológicamente.

Como ves, aquí tienes una historia oscura más sobre Pokémon, la saga que siempre se ha considerado infantil pero que tiene mucho oculto tras la superficie. Como siempre te decimos, todavía queda mucho por explorar de Pokémon y si te ha gustado el artículo y así lo deseas, déjanos en la caja de comentarios tus opiniones sobre Duskull y el reportaje para que en un futuro elaboremos más artículos de este estilo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar