Pokémon: El torneo europeo se empaña por una polémica medida

Pokémon: El torneo europeo se empaña por una polémica medida

Es muy importante cuando se organiza un torneo oficial el tomar las adecuadas medidas contra los tramposos, pero a veces el exceso de celo por dichas medidas puede jugar una mala pasada. Sobre todo cuando se intenta combatir un hack como el que recientemente se ha venido observando en Pokémon Sol y Luna y que puede afectar seriamente a este tipo de competiciones.

Recientemente se ha celebrado en Londres el torneo continental Pokémon European International Championship, y dicho torneo ha quedado empañado por un episodio que nos cuenta Kotaku de boca de sus propios protagonistas. La organización del torneo, tanto para efectos de verificación como para apoyo de los comentaristas, requería que cada participante en el torneo anotara en una hoja los Pokémon que iba a usar y los objetos que llevarían. De esta manera, si alguien presentaba algo diferente sería penalizado con un derrota y la imposibilidad de usar ese Pokémon. Algo que se ha dado en varias ocasiones.

Una de ellas, la que ha afectado a Jonathan Evans, que durante el último campeonato mundial de Pokémon terminó clasificado en segundo lugar, y al que un descuido le pasó factura. Evans se confundió al introducir el objeto que su Tapu Bulu iba a llevar, y en lugar de una Semilla Milagro le adjudicó una Tabla Pradal. “Había estado practicando con la Tabla Pradal, y en el último momento cambié a la Semilla Milagro. Las dos hacen lo mismo, dan un aumento del 20% a los ataques de tipo planta”, explica Evans.



Realmente no hubo nada punible, ni circunstancia que influyera ni a su favor ni en contra, por lo que el resultado hubiera sido igual que si hubiera presentado el objeto original, pero la discrepancia entre la realidad y lo anotado puso la mosca tras la oreja de los jueces. Evans fue sancionado y tuvo que afrontar el torneo con un Pokémon menos y partiendo ya con un punto en contra.

Lo mismo que sucedió con otros participantes, hasta 6 según asegura Evans, de los cuales 2 se encuentran en el top 4 mundial. El motivo de esta medida era intentar prevenir las posibles trampas realizadas con un nuevo método, y es que con una 3DS hackeada se puede acceder al sistema de las cajas de batalla y cambiar los datos de los Pokémon, incluyendo sus estadísticas, objetos y movimientos, en cualquier momento.

El youtuber Duncan MacLeod se ha hecho eco de la circunstancia en un reciente vídeo lamentando lo sucedido: “Jonathan Evans y Markus Stadter tenían ambos increíbles récords en el primer día, pero luego fueron barridos de la competición al perder miembros clave de sus equipos debido a las extrañas comprobaciones de los jueces. Ambos podían haber estado con facilidad entre los 8 mejores o incluso llegar a ganar. […] Es muy molesto que el único torneo europeo internacional de este año se vea afectado de este modo”.



¿Qué opinas de esta medida?

Cerrar