Pokémon GO pone las cosas difíciles a los jugadores rurales con su sistema de rastreo

Pokémon GO pone las cosas difíciles a los jugadores rurales con su sistema de rastreo

El rastreo de los monstruos de bolsillo siempre ha sido un tema polémico dentro de Pokémon GO. Desde la aparición y posteriormente cierre por orden de Niantic de webs de búsqueda, hasta la nueva actualización para seguir la pista de los Pokémon. Los que hayáis jugado a este juego últimamente habréis comprobado que ahora es mucho más fácil encontrar lo que buscabais gracias a la función “Cercano”.

Esta nueva función de Pokémon GO permite que los jugadores encuentren con más facilidad a los monstruos de bolsillo siempre y cuando tengan una Poképarada cerca. El juego indica al usuario una lista de Pokémon alrededor de este lugar y da la opción de conocer la ubicación correcta si pulsa en el icono de unas pisadas bajo la fotografía del Pokémon que se desea capturar.

Todo esto está muy bien, sin embargo, tal y como indica Forbes, ¿qué ocurre cuando en un entorno rural las Poképaradas se cuentan con los dedos de la mano de Doraemon? Pues, sencillamente, que este sistema de rastreo se vuelve inútil. Una cosa es jugar a Pokémon GO en ciudad, donde las zonas para repostar pokéballs y pociones están en cada esquina, y otra hacerlo en el campo, donde con suerte hay una cada un kilómetro.

De esta forma se crean dos tipos de jugadores de Pokémon GO, por un lado los de ciudad con un gran número de Poképaradas que informan sobre los monstruos de bolsillo cercanos a ellas y por otro los de zonas rurales, que desconocen todo aquello que les rodea por la falta de estos lugares. 

¿Te ha afectado esta actualización de Pokémon GO por vivir en zonas apartadas de las grandes ciudades?

Publicaciones relacionadas

Cerrar