Pokémon GO tiene esta horrible teoría sobre sus caramelos

Pokémon GO tiene esta siniestra teoría sobre sus caramelos

Atrapar Pokémon en Pokémon GO es solo el primer paso. Cuando ya esté en tu poder, tu monstruo de bolsillo ha de crecer fuerte y sano para poder desencadenar el infierno sobre tus rivales. Así que antes de darse un festín con sus gritos y bañarse en la sangre de sus heridas, tus adorables monstruos han de nutrirse con caramelos hasta poder subir de nivel. ¿De dónde vienen estos caramelos? Pues muy sencillo. Cuando cazas más Pokémon de la misma especie y los transfieres al Profesor Willow, éste a cambio te de un caramelo. ¿No es fantástico y casualmente conveniente? Sí, sí que lo es…

La última teoría que te hará estremecer de madrugada en la cama con los ojos como platos es la naturaleza de estos caramelos. Y es que en Kotaku lo tienen muy claro. El propio juego ya te advierte que no podrás recuperar el Pokémon una vez lo hayas transferido. No lo volverás a ver, a efectos prácticos dejará de existir. Y de repente aparece un caramelo. Un caramelo que se come un Pokémon de su misma especie. Así es, Pokémon GO podría estar usando el equivalente a Soylent Green, es decir, podría forzarnos a alimentar a nuestro Pokémon ¡con otros Pokémon semejantes!

Claro que no hay motivos para pensar que el amable Profesor Willow no tenga una cesta llena de dulces, dulces caramelos para compensar el trauma de tener que renunciar a otro amigo. O puede que lleve a estos a una muerte horrible para luego hacernos cómplices inadvertidos de canibalismo. Hay monstruos ahí fuera, pero no duermen en pokéballs. Escoge tú mismo la versión que más te guste y ten felices sueños con tus Pokémon. Si puedes. 

Cerrar