Pokémon: Las 10 entradas más siniestras de la Pokédex

Pokémon: Las 10 entradas más siniestras del Pokédex

Cuando pensamos en Pokémon, vemos un mundo colorista donde los jóvenes recorren mundo buscando convertirse en expertos entrenadores, donde nadie parece poder sufrir daño. Sin embargo, el universo de los monstruos de bolsillo oculta horrores dignos de las peores pesadillas de Edgar Allan Poe.

Estos horrores incluyen Pokémon que secuestran niños, acechan a personas agonizantes para absorber sus almas, y toda clase de conceptos tan siniestros que darían escalofríos a cualquiera. Y muchas de estas historias para no dormir quedan patentes en el Pokédex, el cual trasmite los verdaderos motivos que tiene cada una de estas criaturas para vivir, por aviesos que éstos sean. Pues bien, en este reportaje vamos a recopilar las 10 entradas de la Pokédex más siniestras que hemos podido leer, y que te harán agradecer que Pokémon no salga de nuestras consolas y televisiones.

Drifloon

“Se dice que a veces desaparecen niños que agarran un Drifloon pensando que es un globo”. El mundo Pokémon implica, entre otras cosas, que los padres deben permanecer muy atentos a que sus hijos no se acerquen demasiado a ciertas criaturas indeseadas. Este es el caso de Drifloon, que puede arrastrar a los niños a algún rincón oscuro, para quién sabe qué intenciones. O quizá no lo haga a propósito.

Cacturne

“Si te adentras en un desierto por la noche, Cacturne te seguirá junto con varios de los suyos. Este Pokémon espera pacientemente a que el viajero se canse y no pueda continuar más, vencido por el cansancio”. Esta descripción nos deja sin saber qué pretende hacer con el viajero perdido por el desierto, y quizá prefiramos no saberlo.

Haunter

“Su lengua está hecha de gas. Si lame a su víctima, ésta sufrirá constantes temblores hasta que muere”. Pongamos que hemos capturado a un Haunter y lo elegimos para combatir. ¿No estaríamos asustados de sufrir su letal lengüetazo, y como consecuencia, la muerte? Aunque fuera por accidente, este fantasma es demasiado peligroso para tenerlo cerca.

Banette

“Solía ser un muñeco de felpa al que abandonaron. Dicen que vive en vertederos de basura y que va buscando al niño que lo tiró en su día”. Puede que tirar un muñeco sin más sea muy cruel, pero en nuestra opinión lo es mucho más buscar venganza contra un niño. La historia de Banette es el cuento de terror por antonomasia.

Dusclops

“Dusclops está completamente hueco por dentro. Dicen que su cuerpo es como un agujero negro. Este Pokémon es capaz de absorber cualquier cosa, pero cosa que absorba, cosa que no dejará salir nunca más”. Cada vez estamos más seguros de que no nos gustaría nadas vivir en el mundo Pokémon. Esta representación del nihilismo podría absorbernos para siempre y nadie sabría nada, una perspectiva muy poco halagüeña para un ilusionado entrenador.

Kadabra

“Cuentan que una mañana, un niño que tenía poderes extrasensoriales, se despertó convertido en Kadabra”. Recordemos La Transformación de Kafka, ese oscuro relato de crítica social en el que un hombre no podía salir de su habitación porque se había convertido en una cucaracha gigante. Ahora imaginemos que le pasa lo mismo a un niño, pero que se convierte en un Pokémon, condenado a  vivir para siempre a las órdenes de un entrenador. Y lo que es aun más cruel, si no lo cambian por otro Pokémon nunca podrá evolucionar, en una suerte de siniestro esclavismo.

Darumaka

“Como sus excrementos están muy calientes, la gente de antaño se los metía en los bolsillos para calentarse”. La gente de antaño no parecía tener mucho sentido de la higiene, del ridículo, o sentido común en general. No sólo es extraño, sino que también es desconcertante.

Phantump

“Según una leyenda, son en realidad almas de niños que pasaron a mejor vida tras perderse en el bosque y se convirtieron en Pokémon al habitar un tocón”. Definitivamente los Pokémon de tipo fantasma tienen historias muy siniestras detrás, y pocas pueden serlo más que la leyenda de niños fallecidos en un lúgubre bosque.

Gourgeist

“Atrapa a su presa con los brazos, que parecen formar sendas matas de pelo, y entona una alegre canción mientras se regodea con su sufrimiento”. Una cosa es que un Pokémon deba alimentarse para sobrevivir, y otra muy diferente que disfrute y cante mientras absorbe su energía vital. Con razón parece una calabaza de Halloween.

Yveltal

“Cuando su vida se extingue, absorbe la vitalidad de todos los seres vivos y regresa a su forma de crisálida”. Este ser inmortal tiene un proceso de vida reflejado en la teoría del caos. Esto es, cuando muere, toda la vida del universo queda destruida por completo, y vuelve a su forma de crisálida. Tras su crecimiento, volverá a transformarse en esta suerte de monstruosa mariposa, y el ciclo volverá a empezar. Algo así como el apocalipsis, pero una y otra vez.

Publicaciones relacionadas

Cerrar