Pokémon Let’s Go!: Las monturas más inesperadas que puedes usar para moverte por el mundo

Pokémon Let’s Go! es un título lleno de posibilidades y, algunas de ellas, siguen los preceptos de las entregas tradicionales como capturar a las Aves Legendarias o usar Piedras de Evolución. Otras, te permiten seguir una mecánica nueva, más en consonancia con Pokémon GO, como trasferir Pokémon para conseguir los nuevos Caramelos o usar determinadas estrategias para hacerte con Pokémon raros o variocolor.

Pero si hay algo que ha gustado a todos, es que Pokémon Let’s Go! haya recuperado el espíritu de Pokémon Amarillopermitiendo llevar a nuestro compañero inseparable al lado (Eevee o Pikachu según la versión que tengas) y, además, añadiendo a un segundo Pokémon para que nos siga por el mundo.

Con esta segunda criatura también podemos interactuar para saber cómo se encuentra, nos traerá objetos escondidos por lugares que visitemos y, en ocasiones, podremos usarlos como monturas con las que recorrer Kanto más alegres que unas castañuelas.

Lo único que necesitarás para llevar a cabo esta premisa es que el Pokémon en cuestión sea lo suficientemente grande como para poder llevarte, tenerlo el primero en la lista de tu equipo para que aparezca en pantalla, ¡y listo!

¿Qué Pokémon puedo usar como montura?

La regla básica es la siguiente, si tu sentido común te dice que lo puedes usar como montura, lo más probable es que se pueda. Por ejemplo, Rapidash, Tauros, Arcanine, Charizard, Dragonite, Onix, Rhyhorn, Rhydon o Aerodactyl parecen opciones bastante obvias, pero también hay unos cuantos e inesperados Pokémon que podrás montar para pasártelo en grande mientras exploras Kanto.

Machamp

Un Pokémon con la fuerza titánica de un Machamp no tendría por qué no poder llevarte, más cuando tiene dos pares de brazos con lo que asegurarte a ti y también a tu fiel compañero. 

Haunter (pero no Gengar)

Haz tus pesadillas realidad subiéndote encima de Haunter, verás que es un Pokémon extremadamente ágil y rápido que se desliza como nadie (menos a través del agua). Eso sí, su evolución, Gengar, se queda fuera de la ecuación.

Dodrio

¿Alguna vez has querido montar en avestruz? Pues subirte a Dodrio es la experiencia más parecida que vivirás a esa aventura loca que habita en tu cabeza.

Snorlax

Podría parecer una tarea imposible, dada la costumbre que tiene Snorlax de quedarse dormido en casi cualquier sitio y situación, pero puedes usarlo como montura sin ningún problema. Ten en cuenta que será más lento que el resto, pero oye, no hay ninguno más esponjosito.

Kangaskhan

Tú irás en su hombro, y tu compañero en la bolsa de Kangaskhan, protegidos a más no poder, y muy calentitos.

Starmie

No, Starmie no rueda cual bola de fuego imparable, usará sus poderes psíquicos para levitar y deslizarse ampliamente por los escenarios, una delicia.

Monturas acuáticas

Lapras

Lapras ya es todo un clásico de la saga, por lo que no es un Pokémon innovador como montura en sí, aunque ahora sí podemos escoger a un Lapras para surcar los mares sin que sea “la imagen” de un Lapras lo que aparezca por defecto.

Gyarados

También es posible montar en la furia de los mares y verlo todo desde su elevada cabeza. No hay otro Pokémon igual a Gyarados llevándote por el mar, y eso no se puede pagar.

¿Ya has probado alguna de estas monturas? ¿Cuál te ha gustado o te gustaría más probar?

Compra ya Pokémon Let’s Go, Eevee! I Pokémon Let’s Go, Pikachu! para Nintendo Switch

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar