Un pez está jugando a Pokémon Rubí y ya ha completado dos Gimnasios

Su propietario le ha diseñado un circuito para detectar sus movimientos.

Muchos jugadores iniciaron esta afición por los videojuegos con la Game Boy, cuya historia está estrechamente ligada con Pokémon. No se entiende el uno sin el otro, ya que posiblemente es el juego más popular de la consola portátil. En los últimos tiempos, estamos viendo cómo las compañías apuestan por lanzar remakes y Pokémon no iba a ser menos. Hace un mes se anunció el remake de Pokémon Snap que llegará muy pronto a Nintendo Switch. Y hay mucho interés por volver a jugar otras entregas clásicas como Pokémon Rubí, ya que de otra forma es imposible. Eso debió pensar el protagonista de esta historia que diseñó un mecanismo para que su pez jugase a Pokémon Rubí.

El usuario de Youtube Mutekimaru tiene un pez betta azul y se preguntaba si sería capaz de completar un juego. La cuestión puede parecer absurda, pero no está muy lejos de algunos experimentos realizados con animales para ver su inteligencia y demostrar que tienen capacidades racionales más propias de humanos. Así que su propietario diseñó un sistema para detectar los movimientos del pez en el acuario, dividido en nueve secciones diferentes con controles de dirección y acción incluidos. Con una cámara recoge los movimientos del pez mientras juega a Pokémon Rubí en GameCube. Puedes ver el resultado en el siguiente vídeo, donde explica cuánto tarda el pez en llegar, por casualidad o no, a las distintas fases del juego.

Aun así tienes todos los vídeos en su canal de Youtube para ver por ti mismo todo el proceso. Según esto, el pez tardó un minuto y medio en salir del camión inicial y 35 minutos en entrar a la casa del protagonista. Cuando por fin consigue salir de la ciudad ha tardado la friolera de 59 horas, lo que apenas lleva unos minutos. El experimento es muy largo, pero después de 676 horas jugando, el pez gana dos insignias de Gimnasio. Es evidente que el pez no será consciente de lo que esté haciendo, pero es muy llamativo.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.
Cerrar