Pokémon se siente muy diferente cuando lo empiezas y cuando lo terminas

Pokémon se siente muy diferente cuando lo empiezas y cuando lo terminas

Cuando comenzamos un Pokémon por primera vez vamos con perspectivas de lograr rellenar la pokédex pero, sobre todo, de disfrutar de una aventura única con todos los compañeros que iremos haciendo por el camino. Se hace difícil elegir a nuestro inicial, pero con el paso del tiempo le vamos cogiendo mucho cariño y lo llevamos allá donde vayamos.

Todo es bonito y los arco iris salen a nuestro paso cuando comenzamos Pokémon. No hay nada que pueda ir mal. Nuestros amigos están ahí con nosotros… hasta que ya no son nuestros amigos. Hasta que los almacenamos en el PC sin piedad alguna o comenzamos a ponerles MO. Hasta que convertimos a los Pokémon en esclavos.

Esta es la idea que han intentado transmitir desde Dorkly mediante estas viñetas. Horrible, ¿verdad? Ellos nunca lo harían…

Pokémon: Cuando empiezas

– Seguro que es difícil elegir qué Pokémon poner en tu equipo… ¡Todo lo que importa es que voy de aventura con mis amigos!

Pokémon: Cuando acabas

– ¡Bibarel! Saca tu estúpido culo de aquí y mueve esto. Quédate, porque veo un árbol pequeño obstruyendo el camino por ahí.

Cerrar