¿Es Vileplume un Pokémon malvado? Esta teoría aporta razones de peso para pensar que sí

Su aspecto bondadoso podría ser una fachada.

Vileplume es un Pokémon Planta/Veneno

Como bien sabes, todos los 151 Pokémon originales son muy diferentes entre sí y los fans disfrutan creando nuevas evoluciones y versiones de criaturas ya existentes. También es bastante habitual ver como los amantes de la saga de Game Freak crean teorías muy interesantes acerca de los Pokémon o de las historias que se pueden intuir en la trama como la supuesta Gran Guerra Pokémon.

Gracias a un vídeo de So Good en YouTube hoy analizamos una teoría que vendría a probar que Vileplume es un Pokémon malvado bajo esa apariencia risueña que nos cautiva. Su forma de flor es el tema central de esta teoría, pues su diseño está basado en una flor gigante llamada Rafflesia que huele a carne podrida. Por si fuera poco y, coincidiendo con la planta en la que se basa, Vileplume también sería un parásito.

La Rafflesia se asienta sobre un huésped y se lucra de sus nutrientes para desarrollarse, algo que también podría hacer la flor en la cabeza de Vileplume que se nutriría del cuerpo-Oddish. Las entradas de la Pokédex no confirman literalmente este hecho, aunque las de Pokémon Rojo/Azul sí dan una pista importante, indicando que la flor en la cabeza de Vileplume no para de crecer y crecer, táctica que emplean también los parásitos cuando han logrado aprovecharse de su huésped (pensemos en el tamaño que pueden llegar a tener las garrapatas, por ejemplo).

Además, el vídeo que puedes ver arriba nos ofrece una explicación más exacta de la evolución de Oddish a Vileplume, indicando que el primero es un Pokémon libre de parásitos (hojas verdes y expresión alegre) que vaga por campos y bosques extendiendo su polen. Gloom, su primera evolución, acontece cuando Oddish se ve infectado por el parásito/flor, generando un Pokémon resultante con una cara cansada y babas en la boca, como si las fuerzas lo hubieran abandonado. Finalmente, Vileplume necesitaría de una piedra evolutiva hoja para alcanzar su forma final, que recuperaría la sonrisa porque toda la energía pasaría a ser controlada por la flor/parásito que ya se habría adueñado del control neuronal de su huésped.

Tamaño de Oddish, Gloom y Vileplume

Como puedes ver, esta teoría podría encajar perfectamente con Vileplume, explicando por qué parte de su naturaleza es malvada y siniestra, dándonos a entender que su flor es un parásito que se está aprovechando del bueno de Oddish desde su evolución a Gloom. Esto explicaría también las estadísticas mediocres de Vileplume, pues con un parásito tan poderoso, el Pokémon en sí no podría tener fuerzas suficientes, pues de lo contrario lo combatiría, expulsándolo de su cuerpo.

A nosotros nos ha encantado esta teoría Pokémon y nos parece realmente impactante y genial, pues nos ayuda a comprender (de una forma no-oficial) más de la verdadera esencia de Vileplume y su línea evolutiva. Una pena que este Pokémon sea fruto de la maligna combinación entre un parásito y una bonita planta, pues su bella forma ha encandilado ya a más de un entrenador y lo seguirá haciendo, casi seguro.

Imagen de portada I Joshua Dunlop en DeviantArt

Otros artículos de Pokémon que te gustarán

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar