Pokémon y el fantasma que provoca alucinaciones a sus víctimas

El mundo de Pokémon se ha ido extendiendo de una forma inimaginable a lo largo de los últimos veinte años y lo seguirá haciendo muy pronto cuando se estrenen Pokémon UltraSol y UltraLuna, que profundizarán en la figura de Necrozma y de los Ultraentes. Sin embargo el lore, el universo y el trasfondo de la saga ya es lo suficientemente complejo y completo como para que merezca la pena indagar en él de vez en cuando.

Eso es precisamente lo que queremos hacer en el día de hoy, pues te queremos hablar en nuestro nuevo artículo de un Pokémon en particular que tiene unas características muy especiales. Los monstruos de bolsillo más sorprendentes de la franquicia suelen estar enmarcados en el tipo fantasma y este del que queremos hablarte hoy no es una excepción, pues se trata de Mismagius, evolución de Misdreavus y contraparte de Honchkrow.

Su nombre proviene de tres palabras inglesas: mischief (travesura), miss (señorita) y magic (magia), por lo que ya podemos ir haciéndonos una idea de cuáles son sus características y su forma de actuar. El aspecto de Mismagius recuerda inevitablemente a la figura de los magos y brujas, pues, de hecho, está inspirado en estos seres fantásticos. Concretamente está inspirado en las banshees, de la mitología celta.

Como casi todos los Pokémon de tipo fantasma, Mismagius es una criatura solitaria y temida por el común de los mortales. La gente cree que trae malos augurios, de modo que su sola presencia aterra. Sin embargo, bien cuidado, atendido y entrenado puede convertirse en un aliado muy valioso. Se dice que tiene la capacidad de detectar el miedo en las personas. A ellas precisamente les hace travesuras para asustarlas más.

Lo más temible de Mismagius, sin embargo, es su terrorífico llanto, que produce alucinaciones o migrañas en la gente que lo escucha. Por si fuera poco se dice que quien oye estos llantos no volverá a sentirse feliz en el resto de su vida, una desgracia bastante importante. Eso sí, Mismagius tiene una forma de hacer feliz a la gente por un tiempo muy limitado. Podría considerarse un favor, pero es otra de sus travesuras.

Cuando localiza a un viajero extraviado lo teletransporta a un mundo de ficción en el que le hace ver que todos sus sueños y deseos se han cumplido. Más tarde la víctima se percata de que no era más que una engañifa de Mismagius, que suele aparecer por las noches en casas abandonadas o cementerios, como la gran mayoría de Pokémon del tipo fantasma. Todo su poder se concentra en las perlas irrompibles que rodean su cuello.

Como ves, Mismagius es un ejemplo más de que Pokémon no es la saga infantil y para niños que muchos creen. Si nos ponemos a profundizar en el lore de la franquicia pronto nos percatamos de que está repleta de toques adultos que le aportan esa frescura que sigue manteniendo a la saga en lo más alto dos décadas después de su estreno. Si te ha gustado el artículo háznoslo saber en los comentarios para que lo tengamos en cuenta.

Publicaciones relacionadas

Cerrar