¿Por qué Brad Pitt tiene que comer en todas sus películas?

A falta de que el propio actor Brad Pitt explique los motivos por los cuales parece imprescindible que aparezca en todas sus películas comiendo en al menos en una escena, sólo nos queda hacer caso a las teorías divulgadas por internet que intentan explicar los motivos por los que el marido de Angelina Jolie siempre debe tener una escena masticando. El motivo de que sólo pueda aprovecharse del catering de los rodajes no funciona cuando el actor cobra millones por cualquiera de sus aportaciones al séptimo arte.

De esta forma, entre las teorías más rocambolescas se encuentra la que asegura que el actor se somete a una dieta muy estricta y que sólo encuentra desahogo en los rodajes, ya que Angelina Jolie no le permitiría picar entre horas. Otra teoría, con muy mala leche todo hay que decirlo, asevera que el motivo son sus carencias interpretativas, lo que sería la forma del actor que pasar desapercibidas sus actuaciones mientras algunos se fijan en su cuerpo y otros espectadores y espectadoras se distraen intentando adivinar qué es lo que está comiendo en dicha escena.

Pero las teorías no acaban ahí, sino que aún quedan muchas, como la que asegura que Brad Pitt comiendo en pantalla siempre queda bien, donde a los directores les gustaría la gracia del actor comiendo, por lo que no sólo le darían rienda suelta para que comiese, sino que incluso siempre tendría comida cerca en los rodajes para cuando le apeteciese decir su frase con la boca llena de comida.

Otras fuentes aseguran que si Brad Pitt siempre aparece comiendo en sus películas es debido a que es un fumador empedernido, por lo que los directores prefieren sacarle una toma en la que come (escena que puede resultar divertida) que fumando (hábito molesto y que en países como Estados Unidos y Reino Unido están intentando erradicar de las películas). Así pues, según esto, Brad Pitt tendría un gran apetito cuando no está fumando, por lo que siempre debe estar comiendo para saciar sus ganas de fumarse un cigarrillo. Esta versión se apoyaría en el hecho de que cuando no está comiendo, muchas veces puede verse cómo masca un chicle, ya sea en las películas o en sus apariciones públicas.

Y la última teoría que circula por internet sería más un reto personal del actor estadounidense de 51 años que una manía, debido a que hay quien asegura que el intérprete tuvo que comer mientras recitaba un diálogo en una de sus primeras audiciones, donde el responsable del casting le dijo que no daba la talla y que ser actor no era lo suyo. Así pues, el actor habría incorporado la rutina de comer en sus actuaciones para demostrar a ese director de casting lo equivocado que estaba y que sabe actuar.

¿Qué teoría os parece más plausible? ¿Os habíais fijado en que Brad Pitt siempre aparece comiendo en sus películas? Este vídeo subido a Youtube por NextMovie, y titulado Brad Pitt Eating: The Mashup, que os dejamos a continuación lo demuestra.

Publicaciones relacionadas

Cerrar