Por qué debes comprar un portátil gaming

El mundo del PC gaming es complejo, variado y relativamente caro, sobre todo si hablamos de equipos que tengan un gran rendimiento, más si deseas adquirirlos en una versión portátil ligera y de buen diseño.

Es por todos sabido que, hasta hace muy poco, un equipo portátil gaming no era capaz de competir con uno de sobremesa con un precio similar. Pero como la tecnología avanza y siempre ha buscado imposibles, la llegada de la serie 10 de Nvidia y su tecnología Max-Q ha permitido encapsular chips gráficos de altísima potencia que pueden rivalizar con sus compadres de sobremesa. 

Sí, ya lo sabemos, un portátil rara vez ofrece la misma refrigeración que una torre o un PC gaming de sobremesa, pero las grandes opciones ultraportátiles para jugar que existen en la actualidad han hecho que muchos se hayan planteado el “abandono” de los sobremesa para pasarse a diseños que ofrecen una gran movilidad sin sacrificar demasiado rendimiento.

Además, con la llegada de las eGPU (tarjetas gráficas externas) y las conexiones Thunderbolt 3, uno puede permitirse el lujo de tener un portátil con prestaciones más modestas para salir de viaje (y ahorrarse unos cuantos euros en el proceso) para luego llegar a casa y enchufarse a una gráfica externa realmente poderosa. Aunque, claro, nunca debemos olvidar que eso tendrá un coste adicional y sí, una vez más, no será barato

Está claro que, con la llegada y auge de las tablets, híbridos y portátiles 2-en-1, las principales empresas encargadas de desarrollar equipos gaming, están centrando sus esfuerzos (y cada vez más) en ofrecer sistemas de juego ultraportátiles que sacrifiquen poco o nada en potencia pura. Y como es habitual, con cada iteración y nuevo descubrimiento, se logra perfeccionar cada vez más el modelo que han iniciado empresas como Dell (Alienware), HP (Omen), Gigabyte (Aorus), Razer (Blade). ASUS (Zephyrus), Lenovo (Legion), etc.

Es por eso que, si te compras un portátil gaming hoy en día, no supondrá ningún suicidio ni el malgasto de dinero que sí era patente hace unos años, pues el rendimiento de este tipo de configuraciones (ultraportátiles o no) no dista tantísimo de sistemas similares en su versión de sobremesa. 

Esto es especialmente cierto cuando compras portátiles que tengan tarjetas gráficas sin Max-Q u otro tipo de tecnología que rebaje su potencia para conseguir una mayor autonomía y una mejor refrigeración. Y aún adquiriendo equipos con tecnología Max-Q, la diferencia no es abismal, por lo que un portátil gaming se convierte en una opción más que válida y muy atractiva.

También han mejorado las prestaciones de muchas de las pantallas de equipos portáitiles, ofreciendo paneles de hasta 144 Hz con o sin Nvidia G-Sync/AMD FreeSync. Y no falta demasiado para que se democratice la misma frecuencia en pantallas 4K, por lo que un portátil gaming puede ser una gran inversión.

Así pues, la principal ventaja con la que te encontrás al comprar un portátil gaming es la de poder jugar y/o trabajar donde quieras sin tener que renunciar a una buena potencia gráfica. Y hasta tendrás la ventaja de contar con una segunda tarjeta gráfica si haces un gasto extra en una GPU externa, aunque siempre es recomendable adquirir el portátil con el chip gráfico más potente que te permita tu bolsillo.

Entonces, si te ha picado el gusanillo de lo portátil y estás pensando en cambiar de ordenador pronto, te invitamos a que cotejes las increíbles ofertas en sistemas gaming que te ofrecen las siguientes tiendas on-line. ¡Aprovéchate!

Comprar mejor selección de portátiles gaming en Amazon

Comprar mejor selección de portátiles gaming en PcComponentes

Comprar mejor selección de portátiles gaming en CoolMod

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar