¿Por qué eran tan estrictos los embargos de The Last of Us Parte II?

Neil Druckmann, director el juego, lo ha explicado detalladamente.

Cuando los grandes juegos van a llegar al mercado y la prensa especializada tiene acceso anticipado a él para poder crear contenido y analizarlo, normalmente las compañías establecen embargos sobre ellos. Esto quiere decir que los responsables de dichos títulos dan unos parámetros a los periodistas sobre qué tramos de esos juegos pueden ser mencionadas y qué tramos no y The Last of Us Parte II no ha sido una excepción. Por supuesto, las compañías también se aplican sus propios embargos y tampoco muestran nada de esas partes de los juegos durante su promoción.

El título desarrollado por Naughty Dog contaba con un embargo bastante estricto que no permitía hablar de lo que sucedía a partir de cierto momento del juego, cosa basta habitual y lógica, lo que ha generado algo de descontento en algunos usuarios que se han quejado de que los análisis no avisaban de ciertas cosas y de publicidad engañosa. Pues bien, ahora, Neil Druckmann, director de la aventura, ha explicado por qué eran tan estrictos los embargos de The Last of Us Parte II. A continuación, gracias a nuestros compañeros del medio GameRevolution, os dejamos con las palabras que el propio Neil Druckmann dedicó al asunto durante el último podcast de KindaFunnyGames. Pero, ojo, las declaraciones pueden ser consideradas como SPOILERS de The Last of Us Parte II, así que os recomendamos dejar de leer si no habéis superado el juego:

“Tratamos de pensar en qué tipo de juego queríamos jugar y qué tipo de expectativas teníamos al respecto. Metal Gear Solid 2 es uno de mis juegos favoritos y no hay duda de que fue una inspiración en este sentido. Sé que algunos lo odiaban pero a mí me encantó cuando lo jugué en el E3 y vi sus tráilers. Siempre vimos a Snake y nunca se mostró a Raiden. Cuando se quitó la máscara y reveló su cara supimos que ese idiota rubio definitivamente no era Snake. El giro llegaba tarde en el juego y me alegra mucho cuando un juego hace eso”.

Como veis, Druckmann y su equipo querían causar una impresión similar a la que logró Hideo Kojima con MGS2 y es por ello que The Last of Us Parte II cuanta con un gran giro en cierto momento de su historia. Por supuesto, era importante conservar esta sorpresa en secreto para que fuera realmente impactante y de ahí que los embargos del título fueran tan duros, llegando incluso a modificar escenas de los tráiler y a grabarlas con otros actores para que no se supiera nada. Así lo continuaba explicando el director del título exclusivo de PS4:

“El simple hecho de revelar algo de esta magia puede restar valor a la experiencia. Sé que hay personas que necesitan saber todo sobre un juego, pero no es así como pensamos nosotros y no es así como actuamos. Así que hicimos todo lo que pudimos para tratar de proteger la experiencia. No hemos engañado a nadie para obtener su dinero con falsas promesas”.

The Last of Us Parte II
El título de Naughty Dog para PS4 tenía unos estrictos embargos.

¿Cómo afectaron los embargos a los análisis?

Como ya hemos mencionado, los embargos de The Last of Us Parte II fueron muy estrictos, posiblemente de los más duros que hemos recibido, y esto se tradujo en que los análisis del juego estaban muy limitados en lo que se refiere a hablar sobre la trama y los giros argumentales, no así sobre las mecánicas. Aquellos medios que tuvimos acceso anticipado al título no podíamos hablar de nada de lo que sucedía a partir de aproximadamente la mitad del juego y Neil Druckmann también tuvo tiempo para hablar sobre ello:

“Los PR nos aconsejaron que dejásemos decir a los periodistas lo que quisieran en sus reseñas porque era posible que se molestasen con tanta restricción, pero les dijimos que no nos importaba. Sabíamos que las filtraciones estaban ahí, pero no todos los jugadores habían visto esas filtraciones. De hecho, la mayoría de las personas que juega a algo procura no ver filtraciones. Pero sí leeran las críticas. A veces los análisis dicen más de la cuenta así que prefiero tener embargos y comerme las frustraciones de algunas personas».

The Last of Us Parte II
La Inteligencia artificial de The Last of Us Parte II muestra importantes mejoras.

Si habéis jugado a The Last of Us Parte II, u habéis prestado atención a las filtraciones que se produjeron antes de su lanzamiento en PlayStation 4, ya sabréis que es una aventura llena de sorpresas argumentales. Es lógico que sus responsables quieran mantener la sorpresa para los jugadores y los embargos sólo son una consecuencia de ello. Del mismo modo también es lógico que las compañías los pongan y también que los analistas tengamos que adaptar nuestros textos para ajustarnos a ellos. A fin de cuentas, están hechos pensando en el bien de los jugadores porque sin esos embargos, el factor sorpresa podría perderse por completo. Y ahora que ya sabéis los motivos por los que no se podía hablar de buena parte del juego a la hora de escribir sus críticas, os invitamos a que volváis a echar un vistazo a nuestro anáisis de The Last of Us Parte II para verlo con otros ojos.

Luis López Zamorano

Fiel seguidor de la palabra del Fox God. Dadme un folio en blanco para escribir y me haréis feliz. Doy la turra con mis pasiones desde hace años por internet. Videojuegos, música, wrestling y Japón como estilo de vida.
Cerrar