Presos chinos fueron obligados a realizar trabajos forzados en juegos online

De sobra son conocidos los trabajos a los que se ven forzados los presos chinos, como trabajar en las minas de carbón del nordeste del país. Lo que no teníamos ni idea es que cuando terminaba la jornada muchos de ellos se veían obligados a pasar horas y horas jugando online para ganar créditos que posteriormente se transformarían en dinero real. Hoy el diario inglés The Guardian cuenta con el testimonio de uno de estos reclusos.

“Los responsables de la prisión ganaron más dinero con nuestro trabajo en internet que con nuestros trabajos manuales”, comenta el recluso Liu Dali, pseudónimo que utiliza el diario para evitar que el preso sea reconocido. “Éramos unas trescientas personas jugando en turnos de doce horas. Los ordenadores nunca se apagaban. Les oí decir que podían ganar entre 500 y 725 euros al día, dinero que nunca vimos, por supuesto”.

Dali recuerda con horror aquellos días: “Si no completaba mi parte del trabajo sabía que me iban a castigar físicamente. Me hacían estar con las manos en el aire antes de volver a mi habitación y ser golpeado con tubos de plástico. Muchas veces jugábamos hasta que apenas podíamos ver lo que teníamos delante”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar