Problemas que todo usuario de juegos online ha tenido que sufrir

Problemas que todo usuario de juegos online ha tenido que sufrir

Hace ya muchos años que el juego online se consolidó en el mundo del ocio electrónico y, desde entonces, muchos estudios (casi todos a día de hoy) han apostado por las experiencias multijugador en detrimento de las clásicas aventuras para un solo jugador. A muchos les apena y a otros les encanta poder disfrutar de casi todos los títulos actuales, de una u otra forma, en compañía de amigos o simplemente de desconocidos.

No obstante no todo podían ser buenas noticias. Y es que si eres un jugador habitual de videojuegos online hay algunos problemas clásicos que a buen seguro habrás sufrido a lo largo de tu vida como usuario de este tipo de experiencias. Es por ello que hoy te acercamos algunos de esos problemas que todos hemos padecido y te invitamos a que nos dejes en los comentarios otros problemas habituales de los videojuegos multijugador.

Lag

Un clásico entre los clásicos. Un servidor de baja calidad o pobres conexiones de los rivales son motivos suficientes para que nuestra partida se llene de lag, ese terrorífico problema que hace que nuestro juego vaya a saltos y en muchas ocasiones no podamos movernos como queríamos hacerlo. No importa si es un shooter, un videojuego deportivo o uno de aventuras, todos han sufrido lag alguna que otra vez.

Problemas de conexión

Si el lag no era suficiente también debemos soportar los problemas de conexión. Puede que sean por nuestra culpa, que a nuestra compañía de internet se le haya caído la conexión y nosotros paguemos las consecuencias perdiendo una partida que teníamos en el bolsillo. O puede que sea PlayStation Network o Xbox Live quien haya caído y nos quedemos sin jugar a ese juego online al que le teníamos tantísimas ganas.

Matchmaking desbalanceado

Te compras un juego online, eres novato, entras en tu primera partida y te percatas de que todos en tu equipo tienen niveles bajos mientras que todos los rivales tienen varios prestigios. Sí, el desbalanceo en el matchmaking es todo un problema que muchas compañías no logran solucionar. No solo nos dificulta ganar partidas, sino que puede llegar a frustrarnos de una forma indescriptible si ocurre con mucha frecuencia.

Estrés de las partidas competitivas

La mayoría de veces jugamos a videojuegos online simplemente para pasar un rato entretenido, desestresarnos o tal vez para echar un ratillo con algunos amigos. Sin embargo, cuando decidimos pasar a la verdadera acción y acceder a las partidas competitivas todo ello cambia. Lo que antes era solo diversión se convierte en tensión para estar a la altura en cada momento. Si perdemos podemos ponernos de muy mal humor.

Packs de mapas

Las microtransacciones son el quebradero de cabeza de todo jugador de juegos online. Nos cobrarán por personajes, por skins y por cualquier cosa que se te pueda ocurrir. Sin embargo, lo peor de todo son aquellos sangrantes e insufribles packs de mapas. Suelen incluir entre tres y cinco mapas y ser muy completos, pero el precio también es muy completo y puede hacer que nuestro bolsillo acabe temblando de lo lindo.

Rage-quit

No podemos evitar que haya personas con mal perder en este mundo, pero lo de algunos se pasa de castaño oscuro. Abandonar a tu equipo cuando peor están la cosas, dejar a medias un partido del FIFA cuando pierdes solo por dos goles o desconectarte en Dead by Daylight haciendo que la partida acabe para todos los participantes. Si somos los que estamos al otro lado del rage-quit nos acordaremos de los familiares del que se ha desconectado durante un buen rato.

Campers

Desde que el mundo es mundo hay personas que prefieren jugar un juego considerado sucio, aunque totalmente legítimo. Estamos hablando de los campers. En los shooter escogen un francotirador, se sitúan en una posición privilegiada y comienzan a disparar a los enemigos como si fueran patitos de feria. Sin embargo existen otros muchos tipos de campeo, como quedarse cerca de una zona para conseguir un objetivo nimio mientras pierdes el resto de grandes objetivos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar