PS5 contó con el peor lanzamiento de la historia de la marca en Japón

PSP fue la consola de Sony con mejor estreno en Japón.

Con casi 4 millones de unidades vendidas en las primeras cuatro semanas a la venta, nadie diría que el lanzamiento de PS5 ha sido un fracaso, pero lo cierto es que la consola de nueva generación de Sony ha tenido un estreno en Japón mucho más discreto de lo que cabría esperar. De hecho, se trataría de la consola con peor arranque en Japón de la historia de PlayStation.

PlayStation 5 habría vendido en Japón 240.000 unidades en sus primeras 6 semanas a la venta, de acuerdo a Hideki Yasuda, analista del Instituto de Investigación Económica ACE en un artículo para Game Industry Japan (recogido por VGC), lo que supone menos que cualquier otra consola de Sony. «Sony no se está tomando a Japón en serio» y la marca PlayStation «está en declive decisivo» en el país de origen de la empresa, asegura Yasuda.

«Las ventas totales de 240.000 son, con mucho, las más bajas en la historia de las consolas domésticas PlayStation», escribió el analista (traducido a través de los foros de Resetera. «Si esto continuara, las ventas de por vida de PS5 tal vez terminarían en menos de la mitad de las de PS4″. “Basándose en este gráfico, ¿se puede sentir realmente que Sony (SIE) tiene planes de éxito en el mercado japonés?» PS4 ha vendido menos de 10 millones de unidades en Japón, según Famitsu.

PS5 contó con el peor lanzamiento de la historia de la marca en Japón
Gráfico de Famitsu sobre ventas de consolas en Japón

Yasuda es consciente de la falta de stock que presenta PlayStation 5 durante estas semanas, pero considera que el problema es la poca estima de Sony al mercado nipón. «Las primeras tendencias de PS5 han demostrado que la marca PlayStation en Japón está en declive decisivo», comenta el analista. «Mirando la situación actual, en la que Sony (SIE) no ha enviado suficientes PS5 a Japón para la temporada de compras de fin de año, no podemos evitar estar profundamente preocupados por el futuro del mercado de PlayStation en Japón».

Para el analista, el gran fallo de Sony de cara al mercado japonés ha sido centrar toda su campaña hacia el público estadounidense con anuncios que no llegaron traducidos doblados a Japón o cambiar los controles tradicionales del mando para adaptarse a los estándares occidentales. En otro artículo publicado en Bloomberg Yasuda ejemplifica el desinterés de Sony por el mercado japonés en base a la fuga de personal que ha tenido en Japan Studio, creadores Astro’s PlayRoom y co-creadores de Bloodborne, que se habría quedado en un tercio de su plantilla anterior. Las marchas más sonadas fueron las de la de Keiichiro Toyama, creador de de Silent Hill y Gravity Rush, y Teruyuki Toriyama, productor de Demon’s Souls.

Mientras tanto, Jim Ryan, máximo responsable de Sony Interactive Enbtertainment, aseguró recientemente que «la postura de Sony es que el mercado japonés sigue siendo increíblemente importante para nosotros”, dijo. «No hemos estado tan entusiasmados con el compromiso de la comunidad japonesa de desarrollo de juegos como lo estamos ahora durante muchos años» y asegura que es su segundo mercado más importante como hogar de la compañía, aunque los datos no digan eso.

«Es poco probable que los usuarios japoneses canalicen su insatisfacción en las redes sociales, por lo que el personal de la sede de la SIE de EE. UU. Podría percibir que los japoneses simplemente aceptan cortésmente cualquier cosa que se les dé, independientemente de lo fríos que se hayan vuelto. Sin embargo, eso no podría estar más lejos de la verdad: simplemente han comenzado a desvanecerse en silencio», concluye Yasuda.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar