PS5 inicia el proceso para añadir M.2 SSD, permitiendo ampliar la memoria de la consola

Los usuarios del sistema de actualizaciones beta ya pueden ampliar el almacenamiento interno de la consola.

Una de las promesas de lanzamiento de PS5 fue que los usuarios podrían ampliar el almacenamiento interno de la consola a través del puerto para M.2 SSD con el que cuenta la máquina de Sony y, ha habido que esperar cerca de 9 meses, pero la compañía ya ha empezado a distribuir una actualización que permite instalar este nuevo tipo de almacenamiento.

Tal y como podemos leer a través de la página oficial de PS5, de momento, esta nueva función queda reservada para los usuarios registrados en el programa de actualizaciones beta del sistema de PS5, pero no tardará en llegar al resto de usuarios. Para que no haya ningún problema a la hora de llevar a cabo esta operación de ampliación de memoria, Sony ha elaborado una práctica guía donde explica qué tipo de M.2 SSD son compatibles con el sistema de PS5 y la manera correcta de instalarlo en la consola.

En cuanto a la compatibilidad de los M.2 SSD, Sony explica que deben tener una interfaz PCIe Gen4 x4 M.2 NVMe SSD y una capacidad de entre 250 GB y 4 TB, aunque no queda ahí la cosa, también especifica requerimientos de refrigeración, altura, anchura, velocidad de lectura, tipo de conector, etc. Aún cumpliendo con todas las recomendaciones de la compañía, Sony anticipa que «no puede garantizar que todos los dispositivos SSD M.2 que cumplan con las especificaciones descritas funcionen con su consola y no asume ninguna responsabilidad por la selección, rendimiento o uso de productos de terceros».

Como instalar un M.2 SSD en PS5

Siguiendo las recomendaciones de Sony, para instalar un M.2 SSD PS5, aparte de ser miembro del programa de actualizaciones beta, solo hará falta una superficie lisa donde trabajar con seguridad, un destornillador de estrella y una linterna de forma opcional. Una vez tengamos todo, solo hay que seguir los pasos que indica la guía de PlayStation.

Básicamente, el proceso consiste en, una vez actualizada la consola con la última versión del firmware, apagar la PS5, quitar la tapa trasera, abrir la ranura de expansión SSD que se encuentra en uno de los laterales, conectar cuidadosamente el M.2 SSD y atornillar el espaciador a la altura necesaria para que el dispositivo quede bien sujeto. Una vez terminada la instalación, solo queda encender la consola y empezar el proceso de formateo del M.2 SSD.

A través de una FAQ, PlayStation recuerda que, al contrario que los HDD USB tradicionales que se pueden usar ahora, los M.2 SSD permitirán la instalación y actualización de juegos de PS5 de manera similar que el almacenamiento interno de la consola. Una función muy solicitada por los usuarios de la consola de Sony ante la escasa capacidad del SSD interno de PS5 de 825 GB que cuanta con un espacio útil de menos de 700 GB, pero una velocidad que le da ventaja sobre la competencia.

Por el momento, no hay fecha para la llegada de esta actualización a todos los usuarios de PS5, pero si ya esta disponible en el programa beta, debería ser cuestión de unas semanas. Es de esperar que llegue antes de que termine el verano, tal y como estaba previsto.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar