La CPU de PS5 y Xbox Series X no se usará al máximo por la mayoría de desarrolladores

Más allá de los triple A, será difícil ver desarrollos que lo exploten realmente.

Conociendo ya las specs de PlayStation 5 y las specs de Xbox Series X, queda claro que el salto a nivel de potencia con respecto a la generación actual va a ser bastante grande. Las consolas de nueva generación traen una miríada de mejoras tecnológicas que van a cambiar muchísimo el desarrollo de videojuegos, pero también un rendimiento que no todos sabrán explotar. Según Jan Kavan, de CBE Software, muchos estudios no serán capaces de exprimir realmente la CPU de PS5 y XSX.

Kavan ha ofrecido unas declaraciones a GamingBolt en las que mira directamente a los triple A como los mejores exponentes de aprovechamiento del nuevo hardware. Considera que «viendo las revelaciones, no he visto apenas juegos que utilicen recursos que no tengamos actualmente«. De hecho, cree que el nuevo hardware será sobre todo cómodo para devs, y que solo unos pocos lograrán subir el listón.

«Habrá algunas compañías que romperán los límites, como por ejemplo Naughty Dog, pero la mayoría se tendrán que conformar simplemente con tener sistemas muy rápidos.»

Tendremos que esperar un buen tiempo para ver equipos que realmente sean capaces de exprimir la circuitería de las nuevas consolas. Aunque ya hemos visto coqueteos con nuevas tecnologías, como en el caso de Ratchet & Clank Rift Apart o incluso con los sensacional que luce Horizon: Forbidden West, todavía queda ver hasta qué punto pueden sorprender las plataformas de nueva generación. Quizá el evento de julio de Xbox Series X sirva para ello.

Por otro lado, que los desarrolladores tengan de su parte un hardware que les haga las cosas más fáciles siempre es una buena noticia. Las labores de optimización seguirán presentes, pero no se tendrán que hacer tantas piruetas para conseguir buenos resultados. Ahora bien, ahí estará la línea que separará a las grandes producciones de las más modestas, ya que las primeras sí que podrán aprovechar CPU, GPU, SSD, RAM y todo lo que da forma a las consolas para sorprender con sus juegos.

Hardware más cómodo, costes más altos en la next-gen

Aunque el nuevo hardware hará las cosas más sencillas a muchos equipos de desarrollo, aquellos que realmente quieran mostrar un gran salto a nivel técnico también tendrán que hacer una mayor inversión. Los desarrollos se han encarecido bastante en los últimos años, sobre todo cuando miramos a grandes superproducciones del calibre de The Last of Us Parte II o el próximo Halo Infinite. Un problema para las compañías que buscan mayor rentabilidad.

O quizá puede que no sea tan problemático, porque parece que están encontrando una solución que afecta directamente al consumidor. Las firmas apostarían por encarecer los lanzamientos AAA de PS5 y Xbox Series X para poder amortiguar el incremento en los costes de desarrollo y producción. No es algo totalmente confirmado, pero ya hemos visto un primer caso con NBA 2K21. ¿Se convertirá en la tónica general?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar