PUBG Corp. demanda a Epic Games por plagio con Fortnite Battle Royale

La polémica entre Epic Games y Bluehole salió a la luz al poco tiempo de que el nombre de Fortnite Battle Royale apareciera. Las acusaciones cruzadas entre ambas compañías apuntaban a la primera por el supuesto plagio de elementos de PlayerUnknown's Battlegrounds tras una colaboración tecnológica que había nacido con el fin de mejorar al título que supuso toda una revolución en 2017, el ya citado PUBG.

Ahora, con Fortnite habiendo tomado una brutal delantera en cuanto a fama y éxito y tras las declaraciones de Brendan Greene en las que se trataba de quitar hierro a estas tiranteces, el tema ha vuelto a aparecer tras una iniciativa bastante inesperada. PUBG Corp., una subsidiaria de Bluehole, ha decidido tomar cartas en el asunto y demandar a Epic por plagio. Ha elevado la instancia a los tribunales de Corea para demandar a quienes fueran sus compañeros por la supuesta copia de elementos de PlayerUnknown's Battlegrounds.

El motivo central de la demanda, o al menos el que se esgrime en el escrito oficial, es que Epic ha infringido el copyright al copiar determinados factores. Por el momento, es una situación que se extiende solo en territorio coreano, acusando a Epic Games Korea y llevando todo el trámite a la Corte del Distrito Central de Seúl. Sin embargo, es más que suficiente para que comience una guerra cruzada entre ambas partes, demandante y demandada, que podría tener importantes consecuencias para el devenir de ambos títulos o, al menos, ambas compañías, aunque también podría ser un intento de lanzar piedras sobre el tejado de un título que está disparándose hacia la estratosfera.

Concretando un poco el supuesto plagio, representantes de PUBG Corp. han confirmado que la iniciativa comenzó en enero; sin embargo ha comenzado a movilizarse ahora. Los elementos que señalan como copia de PlayerUnkown's Battlegrounds son varios aspectos del núcleo jugable, además de objetos e incluso la interfaz de usuario, que resulta ser bastante similar a la del videojuego ideado por Brendan Greene.

Una iniciativa que también posee un importante factor estratégico. Fortnite Battle Royale está camino de estrenarse en Corea del Sur durante estre trimestre de la mano de Nowiz Games. Con esta demanda, que ahora sale a la luz, vuelven las acusaciones que aparecieron cuando Epic anunció la nueva modalidad de Fortnite y se trata de acallar el más que probable éxito de este en territorio coreano. Allá donde va, triunfa; pero esta vez la competencia no quiere ponérselo fácil y va a lanzarse al terreno legal para intentar complicar las cosas al máximo.

Queda por ver cómo acaba el caso en territorio coreano, aunque todo apunta a que Epic Games Korea podrá seguir adelante y seguir extendiendo el brutal fenómeno de Fortnite en este nuevo territorio. La decisión de los juzgados en las próximas semanas puede ser crucial para este estreno territorial y un buen golpe a la moral de las dos implicadas. Si PUBG Corp. gana, tiene motivos suficientes para replicar el movimiento en otros territorios con una mayor probabilidad de éxito. Si pierde, tendrá que empezar a centrarse más en ver cómo volver a recuperar posiciones.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar