Rare estaría dispuesta a ceder los derechos de sus IPs siempre que “tenga sentido”

No cabe duda de que Rare es una de las compañías con más trayectoria, reconocimiento y veneración por parte del público en la industria del videojuego. No es para menos, pues a lo largo de sus más de treinta años de existencia nos han deleitado con todo tipo de obras, siendo la última el exitoso Sea of Thieves para Xbox One y Windows 10. Ahora Craig Duncan, líder de Rare, ha hablado con IGN sobre la posibilidad de ceder sus licencias a otras compañías.

“Rare tiene un catálogo de 32 años de historia. No nos compararía con Disney, ni siquiera con Nintendo o Sega o ninguna de las otras grandiosas y veteranas marcas de nuestra industria, pero la gente nos pregunta si pueden usar nuestro material”, ha comenzado diciendo Duncan en referencia, entre otras cosas, al creciente interés de que personajes como Banjo o Kazooie estén en la siguiente entrega de Super Smash Bros.

“No es algo que esté totalmente fuera de lo posible, pero no solo tiene que haber una razón correcta, sino que también el equipo, las personas, tienen que ser las adecuadas. Rare es la guardiana de las propiedades intelectuales de Rare. ¿Quién sabe qué nos deparará el futuro?”, ha concluido Craig Duncan a este respecto abriendo la puerta a una cesión de sus derechos en el caso de que todo tenga sentido y beneficie a ambas partes.

Rare es propiedad de Microsoft desde el año 2002, pero parece que Duncan asegura que las licencias solo son cosa de la propia Rare. La compañía británica, responsable de Sea of Thieves, ha trabajado en otros videojuegos en los últimos años como Killer Instinct, Viva Piñata o Perfect Dark Zero. Rare tiene una gran trayectoria, de modo que la liberación de sus grandes franquicias sería una gran noticia para toda la industria.

Cerrar