REPORTAJE: Actores y actrices que obligaron a cambiar la trama de sus series (Parte 1)

Muchas veces, viendo una serie de televisión, hemos descubierto a personajes que nos parecían increíbles, ya sea porque fueran divertidos, carismáticos o intensos. Estos personajes por sí solos hacían que siguiéramos viendo la serie un capítulo tras otro por su sola presencia. Pero detrás de un gran personaje está un gran actor que muestra sus propias inquietudes y sus propios problemas. Así pues, los guionistas deben lidiar con las exigencias y problemas creados por los actores, lo cual muchas veces desencadena en la eliminación de ese personaje en la ecuación de la serie, aunque los responsables de la trama aún tuvieran muchas ideas para dicho protagonista.

Hay muchos casos a lo largo de la historia de la televisión, así que realmente no están todos los que son, por lo que tendremos una segunda lista en un breve. Por ello, os animamos a que aportéis vuestro granito de arena a la lista y nos digáis en los comentarios qué otros actores cambiaron el rumbo de sus series debido a sus decisiones personales. Temas como el fallecimiento repentino no entrarían en esta lista.

De esta forma, ¿os imagináis que hubieran tenido que seguir Breaking Bad sin Walter White? ¿Triunfaría Juego de Tronos sin Tyrion Lannister? ¿Y Mad Men sin Don Draper? Estos ejemplos no se han producido, menos mal; pero los siete ejemplos que os contamos a continuación sí se produjeron, y cambiaron drásticamente el devenir de unas series que algunas superaron el golpe, pero para otras sólo significó una trágica agonía hasta producirse el final de la serie.

Por supuesto, esta lista es muy susceptible spoilers en las tramas de las series; por lo que, si no las habéis visto aún, os recomendamos que os saltéis el caso de la serie que aún tenéis pendiente por ver o por finalizarla.

¿Preparados? Pues vamos allá.

Charlie Sheen en Dos hombres y medio

Charlie Sheen encarnó a Charlie Harper en la exitosa serie Dos hombres y medio durante sus primeras 8 temporadas. Esta última tuvo que suspender la grabación de los últimos capítulos de la temporada debido a los problemas causados por su estrella, que no dudaba en generar escándalos e ingresar en clínicas de desintoxicación.

Pero la paciencia de los productores se terminó cuando el actor realizó unas polémicas declaraciones en las que arremetía duramente contra sus compañeros de rodaje, en especial contra Jon Cryer (le llamó “troll”), y también contra su creador, Chuck Lorre (creador también de series como The Big Bang Theory y Mom).

Warner Bros Television y el canal CBS decidieron continuar con la ficción, por lo que tras el despido fulminante del actor, decidieron matar a Charlie Harper y contratar a Ashton Kutcher. El actor declaró tras su despido que se alegraba de “no tener que ponerme más esas estúpidas camisas”. El cambio de rumbo no convenció al público, que semana tras semana iba perdiendo espectadores. La serie terminará este año cuando se emita la última temporada, la duodécima.

Pero el baile de protagonistas no acabó con la marcha de Sheen, puesto que el actor Angus T. Jones (el ‘medio’ del título) confirmó que dejaba la serie porque ahora su "vida está enfocada a Dios” y rogaba a sus fans que dejaran de ver una serie que consideraba “nociva para el cerebro”. Su personaje Jake, dejaba la serie tras enrolarse en el ejército estadounidense en su décima temporada.

Carmen Machi en Aída

La actriz se hizo famosa en el papel de Aída en la comedia 7 vidas (otra comedia con gran baile de actores en su reparto); donde, tras su gran carisma y el cariño que recibía de los fans, le proporcionaron su propia serie. Tras cansarse de llevar casi una década encarnando a la asistenta más famosa de la televisión (con permiso de La Juani de Médico de familia), la intérprete decidió abandonar una serie que llevaba su nombre. La forma de hacerlo elegida por los guionistas fue meterla en la cárcel tras asesinar a su cuñado cuando iba a herir a su hija Soraya.

Sin embargo, tres años después de su marcha, Machi volvía a la ficción de Telecinco de forma eventual, en especial para participar en el último episodio de la serie. Carmen Machi ha querido alejarse de su papel más emblemático refugiándose en el teatro y cine, así como en series de televisión de corte totalmente opuesto, como es el caso de Buscando a Sara. Machi también ha triunfado en el cine con películas como Ocho apellidos vascos.

Robert Sheehan en Misfits

Aquellos seguidores que se enamoraron del personaje de Nathan en las dos primeras temporadas de Misfits no salían de su asombro cuando se confirmó que Robert Sheehan anunciaba oficialmente que no volvería a interpretar a Nathan en la tercera temporada de la serie inglesa. Los responsables de la serie decidieron contar su final a través de un corto que formaba parte de un episodio web de la serie, el cual significaba la despedida de uno de los personajes más queridos para los fans.

Tal y como muchos temían, la serie no se recuperó de la pérdida de tan carismático personaje, donde la incorporación de Joseph Gilgun como Rudy fue acogida de forma irregular por los fans, lo que produjo una bajada drástica de la audiencia.

Pero la fuga de protagonistas no acabó ahí, puesto que tras rodar la tercera temporada, los intérpretes Iwan Rheon (Simon Bellamy) y Antonia Thomas (Alisha) anunciaban que dejaban la serie antes del inicio de la cuarta temporada. Por su parte, Rheon ha aparecido en las dos últimas temporadas de Juego de tronos, donde encarna al sádico Ramsey Nieve en la ficción de HBO basada en los libros de RR. Martin.

Michelle Rodríguez y Cynthia Watros en Perdidos

Los dos fichajes femeninos de la segunda temporada de Perdidos, Michelle Rodríguez (Ana Lucia) y Cynthia Watros (Libby), fueron detenidas con unos minutos de diferencia por conducir por las carreteras de Hawai bajo los efectos del alcohol. La actriz vista en películas como Resident Evil y A todo gas no era novata en detenciones por conducir ebria, lo que la llevó a sentarse ante el juez, al cual pidió su ingreso en prisión en vez de que se le conmutase su pena por trabajos en servicio de la comunidad.

Ante estos acontecimientos, ambas actrices fueron despedidas de la serie, por lo que sus personajes Ana Lucia Cortez y Libby Smith fueron suprimidos a través de dos dramáticas y sorpresivas muertes. Por su parte, los productores aseveraron que sus muertes estaban ya planificadas. Años después, ambas intérpretes recuperarían sus roles en la serie creada por JJ Abrams en capítulos aislados de sus últimas temporadas, en forma de flashbacks.

Shannen Doherty en Embrujadas

La actriz Shannen Doherty tiene el dudoso honor de haber abandonado dos series exitosas en las que era la estrella del show. Si ya fue traumática la marcha de Brenda en Sensación de vivir para los fans de Shannen, parecida fue la reacción cuando la actriz abandonaba la serie Embrujadas tras sólo tres temporadas de emisión. Su brusca despedida obligó a los guionistas a inventarse una cuarta medio-hermana que pudiese completar el poder de tres.

Curiosamente, cuando la mágica serie empezó en 1998, Shannen Doherty, Alyssa Milano y Holly Marie Combs mantenían una excelente relación, hasta el punto de que Combs y Doherty fueron damas de honor en 1999 en la boda de Milano con el músico Cinjun Tate. Pero tras tres temporadas, la relación entre Milano y Doherty se torció tanto que incluso la productora contrató a un mediador para buscar la tregua entre ambas artistas. Tras varias reuniones con Paramount que no fructificaron, la productora decidió prescindir de Shannen y mantener a Milano en el reparto de la ficción (más querida por los fans), donde alegaron un “acuerdo mutuo” para su marcha con el que la actriz despechada nunca estuvo de acuerdo.

Por su parte, la tercera en discordia, Holly Marie Combs aseguró que el personaje de Prue se merecía una salida digna de la serie después de cómo finalizó la tercera temporada, ya que su personaje y el de Holly acabaron el último episodio seriamente heridas, donde sólo Prue Halliwell fallecía finalmente, dando cabida a la mencionada cuarta medio-hermana que introdujeron a partir de la cuarta temporada.

Loles León en Aquí no hay quien viva

Este caso es uno de los más polémicos que se han presentado en nuestro país, debido a que la actriz y el productor de cine y televisión José Luis Moreno mantuvieron calientes enfrentamientos y cruces de declaraciones mientras la actriz negociaba su renovación para la tercera temporada de la exitosa serie emitida en Antena 3. Tras no llegar a un acuerdo para aumentar el sueldo de la veterana actriz, Loles León dejaba Aquí no hay quien viva y la comunidad de vecinos de Desengaño 21 tras caerse por el balcón de su casa y entrar en coma profundo.

La polémica estrategia sirvió para dar la oportunidad a la actriz de aceptar la renovación y que Paloma despertase del coma, algo que sí ocurrió temporadas después, pero mediante dobles que hacían de Loles León y sellando definitivamente su defunción en la serie. La actriz argumentó que dejaba la serie “por una cuestión de dignidad, porque no me pagan mi caché”.

Rápidamente, la productora contrató a una sustituta, la actriz Carmen Balaguer, que interpretó a la hermana de Juan Cuesta. El personaje era un calco del interpretado por Loles León, pero no llegó a cautivar a los espectadores, por lo que su presencia se fue diluyendo con el paso de las temporadas. Curiosamente, el personaje de Juan Cuesta reencontró el amor en La Hierbas (Isabel Ordaz), la misma que arrojó a Paloma por el balcón y la atropellaría con su coche después cuando ésta despertó del coma.

Hugo Silva en Los hombres de Paco

Cansado de que las quinceañeras le gritaran “Lucas” ahí a donde iba, Hugo Silva decidió matar a su personaje más carismático, aquél que le dio la fama y al que encarnó durante muchos años en la serie Los hombres de Paco, ficción emitida por Antena 3 que tenía a Paco Tous (Con el culo al aire) como protagonista. El actor explicó que aunque “no reniego de nada de lo que he hecho, el papel de Lucas Fernández ya no me aportaba nada a nivel artístico”.

De esta forma, Silva huía de contemplar fotografías suyas en las carpetas de instituto de miles de adolescentes españolas, y le pasaba el testigo a su sustituto en la serie, un Mario Casas que empezaba a conquistar los corazones de las jovencitas. Una vez fuera de la serie, buscó demostrar sus dotes interpretativas en el cine, teatro y televisión, con obras como Hamlet y series como Karabudjan y La Princesa de Éboli.

¿Qué os ha parecido? Esto es todo por el momento. Más adelante publicaremos un segundo reportaje con más casos. Ahora es vuestro momento de particpar y contarnos otros casos de cambiaos drásticos en series. Porque hay muchos más.

Eduardo Quintana

Publicaciones relacionadas

Cerrar